Allanaron la casa del “arrepentido” Oscar Centeno, el auto de los cuadernos de la corrupción

Tras el operativo, el fiscal asegurando a la prensa que está “conforme con el trabajo que se está haciendo”

WhatsApp

Tras la declaración como “arrepentido” de Oscar Centeno, el chofer del exfuncionario kirchnerista Roberto Baratta, la Justicia allanó durante 1.15 horas su domicilio.

El fiscal de la causa, Carlos Stornelli, le tomó testimonio a Centeno esta mañana, y luego el chofer acompañó a los funcionarios judiciales, presuntamente para entregarles más documentación sobre la trama del pago de sobornos, guardada en su casa.

Centeno llegó en un auto Fiat negro con vidrios polarizados, sentado en la parte de atrás en medio de dos custodios. No se bajó del vehículo en la calle, sino que esperó a que le abrieran el portón de ingreso al domicilio, contaron personas que presenciaron la llegada de Centeno y el fiscal. Se retiró en el mismo vehículo.

 

La ley prevé que para que un acusado sea considerado arrepentido, debe aportar información relacionada con el hecho investigado, tiene que apuntar a responsables de igual o mayor jerarquía (“para arriba”) o dar datos vinculados con la recuperación del dinero del presunto delito. A cambio, se puede modificar en su favor su estado de detención durante el proceso y la pena puede bajar a la escala de la tentativa.

Comentarios