Carnicería se niega a subir los precios “por respeto a los clientes y a la patria”

“Si compramos a precio viejo, vendemos a precio viejo”, aseguraron los dueños de este comercio de Guaymallén

WhatsApp

Una carnicería mendocina se niega a subir los precios de sus productos a pesar de la inflación, a pesar de que sus pares carniceros remarcaron los principales cortes producto del aumento del dólar y del traslado a precios de los costos.

Pedro y su hijo Yamil, los dueños del local de Guaymallén desde hace 30 años, no quieren saber nada con seguir golpeando el bolsillo de los clientes y vecinos. Ellos dicen que mantienen los precios “por respeto a los clientes y a la patria”, según reproduce el Diario Uno.

Para el fin de semana se había programado un aumento del 10%, pero los dueños de esta carnicería se negaron a subir el precio de sus carnes en stock, a diferencia de otros negocios. Dicen que ellos venderán lo que tienen en la cámara frigorífica con el mismo margen anterior a la suba del dólar.

“Nosotros lanzamos una campaña por respeto a los clientes y para defender un poco la patria sin tinte político. Teníamos la mercadería con un precio que ya habíamos comprado, entonces respetamos ese precio”, dijo Yamil.

“Siempre tenemos stock de carne como para dos semanas, entonces podemos estar esas dos semanas sin aumentar. Si compramos a precio viejo, vendemos a precio viejo. Lo que pasa es que los argentinos somos todos cancheros, compramos a precio viejo y vendemos a precio nuevo”, agregó Pedro.

“Estamos hablando de que hoy el kilo de carne en gancho vale $95, si el aumento es del 10% se va a $105. Esperemos que no, porque quedamos con el abastero que será sólo un 5%, si es así nosotros nos vamos a quedar con los precios que estamos”.

“Últimamente se ha puesto difícil comprar carne, lamentablemente todos los meses aumenta, no es solo este aumento y eso arrastra el precio desde hace dos o tres meses”, agregó el carnicero.

Comentarios