Lo nuevo de Unidad Ciudadana: enviarán militantes a los timbreos de Cambiemos para montar “escraches espontáneos”

En las redes es fácil perpetrar una mentira como la que circuló este miércoles sobre un supuesto “escrache” al presidente. Pero no es muy difícil chequear estas mentiras

WhatsApp

No basta con mentir. Tras la ola de “fake news” que se difunden a través de las redes para desprestigiar al Gobierno de Mauricio Macri, y lo fácil que se desmintieron con un simple chequeo de información, desde el kirchnerismo tienen un nuevo plan: “hacer” sus propias noticias.

Aunque parece algo de película, lo cierto es que desde Unidad Ciudadana se están organizando para repetir en los timbreos un falso escrache que llevó adelante Walter Díaz, un empleado del Honorable Concejo Deliberante de Florencio Varela, mientras el presidente visitaba la Casa del Niño, del barrio San Nicolás.

Haciendo memoria

Las noticias falsas no son una estrategia nueva del kirchnerismo, que desde la asunción del presidente se ocupan de sembrar terror: la semana pasada, sin ir mas lejos, el periodista Dante López Foresi compartió como cierto un video donde el Jefe de Estado aparentemente “ensayaba” gestos de preocupación para un discurso, video que estaba armado con recortes de la transmisión.

Otra víctima de esta estrategia fue el presidente del Banco Central, Luis Caputo, de quien se compartieron fotos tirado en la arena del Sofitel de Ipanema, en Río de Janeiro, asegurando que se habían tomado el 30 y 31 de agosto, durante la corrida cambiaria.

Sin embargo, las fotos del economista corresponden al fin de semana largo del 17 de agosto, una semana antes de la corrida bancaria en la que el dólar subió estrepitosamente. Por ende, las notas difundidas por los medios K se tratan de una burda operación de descrédito de la cabeza de la institución.

Periodistas como Diego Brancatelli se vieron envueltos en la difusión de información falsa para generar pánico entre la ciudadanía: el panelista de Intratables “advirtió” en las redes sobre una supuesta escasez de dólares y la aparente preocupación de las entidades bancarias ante una masiva presencia de ahorristas que busquen llevarse  la plata.

La información fue retomada por Luis D’Elía, y ahora ambos enfrentan una denuncia “en perjuicio del suscripto en particular y de todos los ciudadanos que conforman la sociedad argentina en general”. La imputación acusa al piquetero, al periodista y a su colega, Víctor Hugo Morales, por “atentar contra las instituciones de la República, generar el caos, el desorden, intentar subvertir la paz social y a nuestra Constitución Nacional vigente”.

Comentarios