Moria Casán trató de explicar por qué bancó a Cristina Kirchner y terminó embarrando la cancha

“Soy cristinista, me hice cristinista, porque sentí que la gente vivía mejor”, sostuvo la diva, pero aclaró que Cristina Kirchner no le caía nada bien

WhatsApp

Invitada al piso de Intratables, Moria Casán trató de explicarle a Santiago Del Moro por qué valora a la ex presidenta Cristina Kirchner, aunque aclaró que, como personas, los Kirchner dejan bastante que desear.

“Yo soy “morista”, nunca le pongo el voto a nadie, o le pongo a una simpatía y voy variando. No tengo una ideología política, entonces si no tengo una ideología no voy por el lado de la lealtad ni de la traición ni nada, soy flexible y adaptable a las circunstancias”, arrancó la diva, que este mes arranca con un nuevo programa en América.

“Yo veía una cosa como agresiva en Néstor y Cristina, sentía una hostilidad, y cuando ella queda en el poder me gusta porque apoyo absolutamente la vaginocracia, porque hay muy poco huevo, hay testículo pero poco huevo para dirigir, entonces me gusta la vagina en el poder, me sentí identificada con una mujer en el poder”, subrayó.

“Pero no sos kirchnerista, sos cristinista”, indagó Del Moro.

“Cristinista. Me gustó, me hice cristinista hasta ahí, hasta que la conocí un día. No es que la conocí y dejé de serlo, pero sabés qué, empecé a sentir que había un montón de gente que empezaba a vivir bien. Mis mucamas empezaban a vivir bien, yo pagaba más cosas pero ellos vivían mejor, y si vive mejor la gente que te atiende, si vive mejor el pueblo, el pueblo va a venir más al teatro”, analizó.

“Yo creo que si el pueblo vive mejor, entonces el pueblo va a venir más al teatro. Entendí la cosa trasversal, más del socialismo y lo dice alguien que era de centro-derecha”, afirmó Moria Casán.

La diva además manifestó que luego del mandato de Cristina Kirchner nunca más pudo decir “negros de mierda”. Explicó que hubo un cambio cultural y que esa frase dejó de decirla, porque era estigmatizante.

Comentarios