No es lo que parece: la jubilada a la que le llegaron $27.000 de luz había modificado el medidor

El caso llegó incluso hasta la televisión, pero la familia que denunció los “abusos” de la compañía se olvidó de mencionar un pequeño gran detalle

WhatsApp

Mientras en el Congreso se debate si aprobar o no la ley que pretende retrotraer las tarifas de luz y gas a noviembre de 2017, el caso de una jubilada de 90 años de San Miguel a la que le cortaron la luz porque no pagó una factura de $26.000 que le llegó generó mucha polémica, todos los dedos apuntaron al Gobierno y su “tarifazo”. Pero no todo es lo que parece.

El momento en que los operarios de Edesur se llevaban el medidor mientras la jubilada miraba en silencio dio vuelta en las redes y conmovió a muchos, pero no contaba toda la historia: aunque es cierto que en su factura sólo figuraba un consumo de 401 KW, lo que equivale a un poco más de $500 pesos, lo que no se sabía es que esa casa tenía una deuda previa con la empresa:

 

Según un comunicado de Edenor que circuló en Twitter después de que la noticia llegara a la televisión, la empresa de electricidad explica que el medidor de la mujer habìa sido “manipulado externamente con violación de los precintos de seguridad en la tapa y utilización de elementos punzantes para alterar la numeración de los registros de medición”. es decir, alguien estaba consumiendo demasiada luz y tocaron el medidor para evadir el pago.

Además, la mujer tenía una deuda “generada por los altos consumos del domicilio”, y explica que la familia arregló con Edenor un plan de pagos en doce cuotas para cubrirla.

En las redes no la perdonaron, acusando a la jubilada de formar parte de una “opereta K”:

 

Comentarios