Rodríguez Larreta: “El partido puede jugarse en la Ciudad: se hizo en La Boca y no hubo incidentes”

El máximo funcionario de la Ciudad reafirmó las condiciones óptimas del organismo de seguridad de la región para poder mantener la paz en una hipotética nueva final. Así lo advirtió en declaraciones a Luis Majul, en Radio Berlín

WhatsApp

El jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, habló nuevamente este miércoles sobre los incidentes en el fallido Superclásico del domingo, y aseguró que el territorio porteño está capacitado para albergar la segunda final de la Copa Libertadores entre River y Boca.

“El partido puede hacerse en la Ciudad. Si debe hacerse, eso lo define la Conmebol. La prueba está en que dos semanas antes se pudo hacer en la Boca, que tiene calles más pequeñas, más intrincadas, entraron y salieron 60 mil personas y no hubo incidentes”, afirmó el jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

Larreta volvió a reconocer los errores propios del operativo de seguridad durante el traslado del micro del plantel de Boca al momento de la llegada al estadio Monumental: “Hubo una falla en el operativo de seguridad, lo dijimos con todas las letras. El hecho de que haya habido una falla en el operativo de seguridad no quiere decir que las fallas no se puedan corregir”, afirmó Larreta.

“Dos semanas antes se organizó un operativo para más o menos la misma cantidad de gente, con el mismo calor alrededor del partido, como así decirlo, porque era también la final, en la cancha de Boca, donde incluso la llegada a la cancha por un problema geográfico, de cómo son las calles, se hace todo más complicado, se realizó sin incidentes. Y se pudo organizar. Así como se pudo organizar los Juegos Olímpicos de la Juventud, donde fueron un millón de personas”, añadió.

Las palabras del dirigente porteño aparecieron horas después de que el presidente de River, Rodolfo D’Onofrio, afirmara que un allegado al presidente argentino, Mauricio Macri, le expresó que el jefe de Estado quería que el partido se jugara definitivamente en el Monumental.

“Macri quiere que se juegue en River, con público, y nos da todo el apoyo para que la seguridad esté y se pueda hacer”, advirtió el presidente del club de Núñez ante la prensa.

Larreta, por su lado, volvió a vincular los hechos de violencia en las inmediaciones del Monumental con el allanamiento del día previo al domicilio de uno de los cabecillas de la barra brava de River, Héctor “Caverna” Godoy, donde se incautaron 300 entradas y siete millones de pesos.

Asimismo, el jefe de Gobierno de la Ciudad calificó los actos vandálicos como un producto de “la estupidez humana”: “Yo usé el término estupidez humana. Y la estupidez humana existe. La ves en una madre que le pone las bengalas al cuerpo de su hijo. La estupidez humana existe. Es así”.

Comentarios