Tras la estabilización del dólar, el Riesgo País cayó un 5%

En la Bolsa de Comercio la mirada sigue puesta en el “día a día”, pero la estabilización de la moneda extranjera ayuda a calmar las aguas

WhatsApp

Tras la caída abrupta en el precio de acciones y bonos a causa de la mayor devaluación del peso argentino, el dólar retrocedió 4,7%, y por fin se empezaron a ver indicadores positivos este miércoles.

El valor del dólar, que en la plaza mayorista restó dos centavos, y el Riesgo País, que cedió 37 puntos, para arrimarse a los 700 puntos básicos.

“Entendemos que las últimas ruedas, de cierta mayor tranquilidad -aunque no se hayan evitado por momentos ciertas correcciones-, son un paso necesario para ganar estabilidad luego de las última semanas. Creemos que nos moveremos en una coyuntura donde podremos ir viendo recuperaciones parciales en los activos financieros, dentro de un marco de volatilidad importante”, señaló Sabrina Corujo, directora de Portfolio Personal.

“Todavía los inversores confían en que el nuevo acuerdo con el FMI y el Presupuesto 2019 tendrán una resolución favorable a corto plazo”, resumió Gustavo Ber, economista del Estudio Ber.

“Nos guste o nos disguste, todo indica que la Bolsa está mejor. Reconoce la ‘crisis’ que absorbe por precios, al piso llega con precios de remate -medidos en dólares-, pero no pierde el rumbo, con el ‘rebote a reversión’ confirmado”, apuntó Jorge Fedio, analista técnico de Clave Bursátil.

El indicador de la banca JP Morgan, que mide el diferencial de la tasa de los bonos de EEUU a 10 años (ahora en 2,6% anual) y sus similares emergentes, cedió 37 unidades o 5% para la Argentina, a 704 puntos básicos. Esta sobretasa continúa en un rango máximo desde 2015, y prácticamente duplica las cifras de comienzos de 2018. La baja es positiva, pero la realidad es que con este nivel de rendimientos, la Argentina queda expulsada de los mercados de capitales internacionales.

También se observan mejoras en las cotizaciones de los bonos soberanos, en particular los emitidos en moneda extranjera, con alzas entre 1,8 y 2,4 por ciento.

Para Morgan Stanley, el Presupuesto 2019 contaría con suficiente respaldo político como para ser aprobado incluyendo medidas de ajuste fiscal, como la aplicación de derechos a la exportación. Pero espera una recesión que será más prolongada que lo previsto, con una caída de 2,3%, y mayor inflación, de 41% anual.

En tanto, la agencia Fitch mantuvo sin cambios las calificaciones de Argentina en “B”. Reconoció que las negociaciones con el FMI, para adelantar los desembolsos por USD 50.000 millones, reflejan esfuerzos proactivos para mitigar los riesgos financieros a corto plazo y reducir las necesidades de endeudamiento. No obstante, la perspectiva macroeconómica argentina ha empeorado desde mayo, en un contexto de volatilidad cambiaria.

 

Comentarios