Un barrio argentino figura entre los más “cool” del mundo

Desde Madrid hasta Dubái, los elegidos se albergan en todos los rincones del mundo

WhatsApp

La revista de guías turísticas británica Time Out se propuso elaborar el ranking de los vecindarios más cool del mundo. Para clasificar las áreas privilegiadas de la lista, la compañía acudió a los expertos: editores y escritores de Time Out en todo el mundo, que conocen las ciudades como nadie más. También fueron entrevistadas más de 15.000 personas de todo el mundo sobre los mejores y sobreestimados barrios de su región.

Luego de procesar números, y discutir acerca de los destinos seleccionados, se obtuvo lo que se considera la lista definitiva de los puntos culturales y culinarios del planeta: “Cada vez es más común que los viajeros busquen barrios autóctonos, locales y modernos. El fenómeno de estas ‘zonas emergentes’ es vital para las ciudades porque permite una distribución gradual de los turistas y evita las conglomeraciones en los centros históricos”, aseguró Gonzalo Robredo, presidente del Ente de Turismo de la Ciudad.

El ranking lo lidera un barrio español, el madrileño Embajadores, uno de los más antiguos de la capital. Dueña de calles estrechas pero muy animadas, la zona de Lavapiés,el núcleo neurálgico del barrio, ha demostrado ser capaz de adaptarse a las exigencias de una ciudad moderna sin perder su propia esencia.

En el puesto número 41 Argentina se hace presente gracias a Palermo Soho. En el corazón del extenso Palermo, y delimitado por las avenidas Juan Bautista Justo, Córdoba, Scalabrini Ortiz y Santa Fe, el barrio emana innovación y vibraciones internacionales, con nuevas empresas y boutiques de moda que continúan surgiendo en las antiguas casas de estilo español y almacenes convertidos a lo largo de las calles empedradas enmarcadas por árboles.

“Palermo Soho posee una impronta que le dio fama mundial. Hoy en día es una referencia de Buenos Aires porque conserva su pasado barrial y sumó una amplia oferta gastronómica, vida nocturna, arte urbano y tiendas de diseño a la altura de las grandes ciudades del mundo”, agregó  Robredo.

Es uno de los polos gastronómicos más importantes de la Ciudad, ya que nuclea restaurantes, confiterías, bares y espacios gastronómicos de la más variada índole, con una oferta creativa y tentadora.

Conocer tendencias de diseño, deleitarse en locales gastronómicos, despejarse en un parque o hacer una salida cultural son algunas de las opciones a las que invita este rincón de la Ciudad, favorito de los porteños, para encontrarse con amigos, disfrutar de un brunch, hacer compras o recorrer las últimas tendencias en moda y diseño. Por las noches, los bares, restaurantes, cervecerías, patios y terrazas, concentran gran parte de la vida nocturna de Buenos Aires.

“Por su ubicación geográfica y su amplia oferta culinaria que combina dos de los grandes pilares de la gastronomía porteña, la carne y la cocina de colectividades, Palermo es uno de los siete barrios que concentra más del 60% de la oferta gastronómica de la Ciudad. Desde la Mejor Parrilla de la Ciudad votada hace solo unas semanas, La Cabrera, y la Parrilla Don Julio, en el puesto 55 de los 100 mejores restaurantes del mundo, hasta restaurantes de sushi, pastas, milanesas, hamburgueserías, heladerías y bares”, sostuvo Héctor Gatto, subsecretario de Bienestar Ciudadano.

 

Comentarios