”Acá no hay dos vidas como dicen algunos»: la definición de González García en el debate por el aborto

El comienzo de la vida es un argumento constante de quienes se oponen a la legalización de la Interrupción Voluntaria del Embarazo. Desde el Derecho se explica que se es persona desde que se nace

WhatsApp

Este martes comenzó en diputados nuevamente la discusión sobre la Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) con las exposiciones de los ministros de Salud, Ginés González García; de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, y la secretaria Legal y Técnica de la Presidencia, Vilma Ibarra.

Al terminar de presentar el proyecto, diputadas y diputados les hicieron preguntas y el ministro de Salud aprovechó para explicar que el misoprostol, que es la droga que se usa para hacer las interrupciones en la actualidad (y que la OMS considera como esencial) en una farmacia por privado cuesta $6.400 y que el Estado lo va a conseguir a $400.

“Vemos que la barrera de accesibilidad es bien alta”, resaltó Ginés, que volvió a hablar de justicia social. También aseguró que no provoca riesgos y que no es cierto que no esté recomendado para menores de 18 años. Le preguntaron por la vida, y “las dos vidas”, y respondió que “acá estamos hablando de personas”.

El ministro de Salud cuestionó la frase que usan los pañuelos celestes que se oponen a la legalización del aborto: «Acá no hay dos vidas como dicen algunos, acá claramente es una sola vida, una sola persona y lo otro es un fenómeno», aseguró.

 

 

Comentarios