Anses incorporará el lenguaje inclusivo y «no-sexista» en documentos oficiales

El texto, firmado por la titular Fernanda Raverta, cita los esfuerzos de la Argentina para erradicación de la discriminación entre las personas y la adopción de medidas internacionales para garantizar la igualdad entre las personas

WhatsApp

Aprovechando el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, la Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSES) dispuso la utilización de «lenguaje inclusivo y no sexista» en toda la documentación oficial de ese organismo, con el fin de «evitar el sesgo hacia un sexo o género en particular».

A través de la resolución 418/2020, publicada hoy en el Boletín Oficial, el organismo previsional aclaró que el lenguaje inclusivo y no sexista es «aquel que evita el sesgo hacia un sexo o género en particular y que ni oculte, ni subordine, ni jerarquice, ni excluya a ninguno de los géneros y sea responsable al considerar, respetar y hacer visible a todas las personas, reconociendo la diversidad sexual y de géneros».

Mediante la Dirección General de Proyectos de Niñez, Adolescencia, Juventud y Género, ANSES confeccionará un Manual de Estilo para la utilización de ese tipo de lenguaje, «que contenga las normas necesarias para la redacción de la documentación, así como también orientaciones para su empleo y estrategias de aplicación».

La resolución indica que deberá eliminarse el lenguaje que se centra en los varones —androcéntrico— incorporado en los textos y hacer perceptible y transparente la labor de todas las identidades de género respetando su competencia o éxitos, en al ámbito laboral, social y político.

De esta manera, busca romper con los estereotipos, respecto de la comunicación iconográfica y generarse una representación gráfica diversa y plural de los géneros, eliminando a los varones como únicos sujetos de acción y a las otras identidades como personas pasivas y procurar que la comunicación no sea excluyente y promueva enfoques integradores de todas las diversidades, sin discriminar por raza, clase, orientación sexoafectiva, procedencia.

«Resulta trascendental elaborar estrategias que involucren a todos los agregados humanos en sus diversas facetas, consistentes en acciones positivas orientadas a la eliminación en sus relaciones intersubjetivas de las diferencias latentes entre géneros, las cuales se hallan internalizadas en el proceso de socialización primario de las personas», indicó la decisión de la ANSES.

Además, destacó que su instauración «gravitará positivamente en el abordaje de la perspectiva de género de manera conjunta con los objetivos atinentes a la Seguridad Social». La ANSES se sumó así al PAMI y al Banco Central que ya utilizan este lenguaje en sus disposiciones, circulares y normativas internas.

 

Comentarios