Buena noticia: gracias a las intensas lluvias, el campo comenzó a dejar atrás a la sequía

Se trata de un proceso de mejora que empezó el fin de semana pasado. En el primer trimestre de 2018 las precipitaciones estuvieron, en general, unos 150 mm por debajo del promedio

WhatsApp

La sequía que afectó al campo en los últimos cinco meses comenzó a cortarse con las lluvias, lo que trajo alivio para gran cantidad de productores de todo el país.

En las últimas horas, casi el 50% de la pampa húmeda recibió una cobertura de precipitaciones. Se trata de un proceso de mejora que empezó el fin de semana pasado cuando también hubo lluvias de ese nivel en el centro norte bonaerense, La Pampa, Córdoba y Santa Fe.

Y si bien estas lluvias no revierten las pérdidas para la producción, porque los cultivos de soja y maíz ya pasaron la etapa donde necesitaban las precipitaciones para generar rinde, al menos sirven para que el suelo pueda recuperar humedad de cara a la siembra de trigo que empezará el próximo mes.

«Salir de la sequía es un proceso gradual, pero esto marca la finalización del período seco», indicó Pablo Mercuri, director del Centro de Recursos Naturales del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), en diálogo con La Nación.

En el primer trimestre de 2018 las lluvias estuvieron, en general, unos 150 mm por debajo del promedio para ese período del año. De hecho, la Bolsa de Comercio de Rosario calificó a marzo como el mes más seco en 50 años.

Comentarios