Cómo es el decreto de Macri que posibilita los retiros voluntarios en el Estado

El decreto prevé que los empleados puedan desvincularse de sus puestos por propia voluntad bajo un régimen de incentivos de acuerdo a la edad del trabajador. Todos los detalles

WhatsApp

El Gobierno Nacional prepara un decreto que abre la posibilidad de los retiros voluntarios en el Estado con el fin de reducir el 20% de los cargos políticos.

El ministro de Modernización, Andrés Ibarra, había adelantado a principio de año que en 2018 implementarían primero el plan de jubilación anticipada y luego, en marzo, un plan de Retiro Voluntario para reducir la planta del Estado Nacional que tiene más de 210.000 empleados públicos.

El decreto que, de acuerdo a lo anunciado por Ibarra debería rubricarse antes de fin de mes, prevé que los empleados -esencialmente los administrativos- puedan desvincularse de sus puestos por propia voluntad bajo un régimen de tres tipos de incentivos de acuerdo a la edad del trabajador.

De todos modos, los ministros y secretarios conservan la potestad de «rechazar la solicitud del Retiro Voluntario por razones de servicio».

Los detalles del decreto fueron publicados por La Política Online. En primer término, para aquel empleado de 65 años o más que no cuente con los años de servicio necesarios para obtener su jubilación ordinaria, el decreto bajo su redacción actual, le ofrece la posibilidad de recibir 24 cuotas mensuales iguales «no remunerativas» equivalentes a su salario neto.

Por otra parte, para aquellos que tengan 60 años, pero no alcancen la categoría anterior, la norma prevé que se les paguen hasta 36 cuotasmensuales no remunerativas equivalentes a su salario neto, siempre y cuando no se superen las 12 cuotas una vez cumplidos los 65 años.

El tercer caso es el de los menores de 60 años de edad para quienes habrá un resarcimiento al momento de la desvinculación de hasta 6 cuotas en función de la antigüedad y luego entre 6 y 24 cuotas mensuales adicionales no remunerativas, pero del 70% de su salario neto.

Aunque se trate de pagos no remunerativos, el decreto establece quienes se acojan al plan de Retiro Voluntario «continuarán gozando de la cobertura médica asistencial de obra social durante el plazo de percepción de las cuotas o hasta la obtención del beneficio previsional, lo que ocurra primero, según lo determine la reglamentación».

Por otra parte, al establecer que se trata de cuotas no remunerativas, no establece mecanismos para que las personas en edad de jubilarse, pero sin los años de antigüedad cumplidos, puedan completarlos para acceder a una jubilación de forma ordinaria.

Comentarios