Con algunas modificaciones, Diputados aprobó la ley de Emergencia Económica

El texto obtuvo 134 votos a favor y 110 en contra en la discusión en general, que se aprobó a las 6:28

WhatsApp

Tras más de 20 horas de sesión, la Cámara de diputados aprobó esta mañana el megaproyecto de Solidaridad y Reactivación Productiva enviado por el presidente Alberto Fernández que declara nueve emergencias, suspende la fórmula previsional actual, incrementa las retenciones al agro y grava la compra y los gastos en dólares.

Con cambios en artículos clave, finalmente a las 10:10 de la mañana se aprobó la redacción final, artículo por artículo, y el proyecto fue girado al Senado para ser tratada este mismo viernes a partir de las 14.

El interbloque de Juntos por el Cambio, que no dio quórum, votó en contra de la ley pero acompañó algunas cuestiones puntuales, como la moratoria a las PyMEs: “Cada vez que se acumuló poder discrecionalmente terminamos mal. No existe una crisis parecida a la de 2002 ni los números negativos para semejante proyecto con 11 delegaciones de facultades cedidas al Ejecutivo. Es un enorme retroceso imaginar que la crisis solo se resuelve con facultades extraordinarias. No hay tolerancia social para juntar tanta discrecionalidad como en 2015. Nos podrán ganar a nosotros pero no detener a la sociedad”, planteó el presidente del Interbloque de Juntos por el Cambio, Mario Negri, sobre el cierre de los discursos.

A su turno, Máximo Kirchner, como presidente de la bancada del Frente de Todos, retrucó: «Superpoder es pensar que la inflación se resolvía con un chasquido de dedos. Esos son los que se creen que tienen superpoderes. Más allá de la verborragia, los tonos y la infundia, los números son números».

Toma y quita

Para poder aprobar la ley, el gobierno debió hacer alguna concesiones: eliminó el artículo 85 –que le daba amplias facultades al Presidente para reformar organismos del Estado- y aceptó modificaciones en la suspensión de la movilidad en las jubilaciones y el incremento de las retenciones al agro.

Para la creación del Impuesto Para una Argentina Inclusiva y Solidaria (PAIS), que fija un 30% para la compra de dólares para atesoramiento, compras en el exterior, compra de servicios que operen en el exterior y compra de pasajes al exterior durante cinco, el oficialismo consiguió la mayoría agravada que requería el tema y lo aprobó con 131 votos afirmativos.

El punto ligado al aumento de retenciones fue el más problemático y consumió largas horas de negociaciones. El proyecto eleva a 33% el tope para la alícuota de derechos de exportación de la soja, un 15% para el maíz y un 5% para las economías regionales que defina el Ejecutivo.

Para destrabar ese punto, el Presidente adelantó temprano un cambio importante: establecer mecanismos de compensación para pequeños productores y cooperativas a través de la creación de un Fondo Solidario de competitividad agroindustrial “para estimular la actividad de pequeños productores y cooperativas a través de créditos para la producción, innovación, agregado de valor y costos logísticos», que será administrado por el Ministerio de Agricultura.

En el inicio de la sesión, con el número justo -129 presentes- el oficialismo habilitó el tratamiento del texto y lo festejó como un triunfo. En su debut como opositores, los legisladores de Juntos por el Cambio plantearon discursos duros pero en tonos moderados y el debate fluyó sin exabruptos ni fuertes cruces.

Elisa Carrió asistió a la sesión, pero no pidió la palabra para hacer discursos dentro del recinto ni estuvo presente en la votación. Tampoco lo estuvo la legisladora de Consenso Federal, Graciela Camaño, quien había sido una de las más activas en las negociaciones de las modificaciones, como la eliminación del artículo 85.

Comentarios