Con la quiebra de Oil, Cristóbal López se quedó sin empresas

Con la quiebra de la petrolera pierden también el control de los medios, constructoras y las de servicios petroleros que estaban bajo su control

WhatsApp

Desde la cárcel y con poco que hacer para evitarlo, Cristóbal López y Fabián De Sousa perderán la propiedad de la más importantes de sus empresas: la Justicia decretó la quiebra de Oil Combustibles, la más grande de su imperio empresario.

El juez Javier Cosentino firmó este viernes la quiebra, desapoderando a los ahora ex empresarios K de los bienes que componen el patrimonio de la petrolera: además de los activos petroleros que Oil Combustibles tiene, aparece una sociedad que es la controlante de la gran mayoría de las otras empresas del grupo, entre ellas los medios periodísticos que integran el holding.

Cosentino, que tomó la causa en febrero y que en tiempo récord llegó a este desenlace, decidió que la quiebra sea con continuidad de las compañías, para preservar los empleos.

Como la petrolera ya no será más de López y De Sousa, tampoco lo serán las empresas controladas por Oil Combustibles, como los medios, constructoras y las de servicios petroleros. Al disponerse la continuidad de la actividad de la empresa, el juzgado llamó a los interesados para apoyar el proceso a que se presenten: Pampa Energía, YPF, Trafigura y Lukoil son algunas de las empresas que miran los pasos de la causa.

Cosentino le ordenó a los interventores -Francisco Cárrega, Liuba Lencova y Carlos Bianchi- que trabajen paravender rápidamente la compañía. La finalidad es mantenerla, así como también los puestos de trabajo. De esa manera, la venta tiene un precio mayor y permitiría recuperar fondos para pagarles a los acreedores.

Ya sin López y De Souza como dueños de las empresas, empezará una pesquisa de bienes que podrían haberse escondido.

Comentarios