De Vido y funcionarios y empresarios kirchneristas, citados a indagatoria por el soterramiento del Sarmiento

El juez citó a Baratta, el también detenido ex secretario de Obras Publicas José López y a los ex ministros de Transporte Ricardo Jaime y Juan Pablo Schiavi por el supuesto pago de coimas en el soterramiento del Ferrocarril

WhatsApp

El juez federal Marcelo Martínez De Giorgi citó este viernes a declaración indagatoria al ex ministro de Planificación del kirchnerismo Julio De Vido, al ex secretario de Obras Públicas José López y al ex de Transporte Ricardo Jaime, entre otros ex funcionarios que «formaron parte de la estructura del entonces Ministerio de Planificación Federal», por el supuesto pago de sobornos para la adjudicación del soterramiento del tren Sarmiento.

El magistrado citó en total a 49 imputados, en un listado que incluye a Jorge ‘Corcho’ Rodríguez, sindicado como supuesto intermediario en las maniobras sospechadas.

Las pruebas en la causa, sostuvo el juez, «permiten sustentar el estado de sospecha instaurado en torno a los sucesos acaecidos en relación proceso licitatorio en cuestión, que se vinculan de manera directa con los pagos efectuados por parte de la empresas» a entonces funcionarios públicos, según el fallo.

En cuanto a los empresarios, citó a indagatoria a integrantes de IECSA SA, Ghella SA, Odebrecht y CAESA SA, del consorcio que se adjudicó las obras. Entre los citados están Angel Antonio Calcaterra y Santiago Altieri (IECSA SA), Gianvincenzo Coppi y Mario Blanco (Ghella SA) e Ignacio Soba Rojo (CAESA SA).

La ronda de indagatorias arrancará el 6 de junio próximo a las 11, con De Vido, y se extenderá hasta el 17 de octubre, cuando está citado ‘Corcho’ Rodríguez, imputado como supuesto «intermediario» entre los entonces funcionarios públicos y Odebrecht.

«Los pagos que se han podido identificar con destino a los funcionarios públicos investigados en autos, emanaron directa o indirectamente de sociedades que integraron la UTE contratada y se presentan, a la luz de las pruebas colectadas, como la contraprestación y justificación del desarrollo irregular» de la licitación, remarcó el juez en la resolución.

En este sentido, advirtió que «se observa que, en lo que respecta a la obra para soterrar el Ferrocarril Sarmiento, por el momento, se ha podido distinguir que los pagos en cuestión se habrían materializado de dos maneras: 1) a través de pagos a la empresa CAESA, por servicios de consultoría presuntamente inexistentes y 2) mediante transferencias que se enmarcan en el esquema internacional de pago de coimas montado por el Grupo Odebrecht a través de su División de Operaciones Estructuradas, concretamente materializadas desde y hacia cuentas radicadas en el exterior a nombre de empresas offshore».

Comentarios