Denuncian al camporista al frente del IOMA por desmanejos y deudas con médicos

Nombrado por Axel Kicillof al frente de la obra social de la Provincia de Buenos Aires, Homero Giles acumula denuncias y críticas por el tratamiento que brindó a los médicos bonaerenses durante la pandemia; a esto se le suman acusaciones por acuerdos oscuros con fabricantes de prótesis y deudas millonarias con los médicos que prestaron servicios durante la pandemia

WhatsApp

El titular del Instituto de Obra Médico Asistencial de la Provincia (IOMA), Homero Giles, quedó en el blanco de las críticas por parte de los médicos platenses que denunciaron en las últimas horas la falta de diálogo por parte de la obra social para dar solución a una deuda de 16 millones de pesos desde que comenzó la pandemia y que afecta a 800 profesionales de la salud.

Durante el tiempo de Giles al frente de la obra social bonaerense, el IOMA aprobó un aumento del 40% en dólares a fabricantes de prótesis, pero se niega a cubrir el servicio de cirugía para que sus pacientes puedan usarlas. Es decir, paga millones en prótesis que sus pacientes no pueden usar, ya que no habilita la cobertura de este servicio.

Lo curioso es que, en los últimos meses, Homero Giles -cercano al gobernador Axel Kicillof y con pasado en La Cámpora- dio de baja de manera unilateral un acuerdo que IOMA mantenía desde hacía más de 50 años con la Agremiación Médica Platense (AMP), aduciendo una supuesta falta de auditoría a los servicios que los médicos facturaban a través de AMP.

Ante esta decisión, desde AMP -que cuenta con el apoyo de sociedades científicas y asociaciones profesionales médicas de la Provincia- le propusieron a IOMA realizar una auditoría conjunta para controlar los servicios que facturan a IOMA los médicos de la agremiación. Sin embargo, IOMA se negó a responder a este pedido, aún cuando justamente la falta de auditoría había sido la razón que llevó a Giles a romper la relación.

Esta negación a realizar una auditoría en IOMA, llevó a los médicos platenses a preguntarse por las razones detrás de esa falta de transparencia.

«Hay muchas cosas que no cierran, el acuerdo con las fábricas privadas de prótesis, avalando un incremento del 40% en dóalares, es difícil de justificar. Aún más cuando los pacientes de IOMA que quieren tratarse con un médico para adaptar esa prótesis tienen que pagarlo de su bolsillo porque la obra social no te cubre el servicio médico. O sea, pagás una fortuna por algo que los pacientes no pueden usar», comentó uno de los 800 médicos afectados por la deuda que desde la obra social tienen con profesionales de la salud de La Plata.

Otro episodio que echó más leña al fuego en el conflicto, fue la decisión conjunta de Kicillof y Homero Giles de ofrecer un 7% de incremento salarial en 2020 a los médicos bonaerenses, en un contexto de pandemia que los obligó a estar en la primera línea de fuego.

La misma fue considerada como insuficiente por el plenario de médicos realizado el 7 de agosto pasado.

Por otra parte, el viernes pasado la AMP presentó el proyecto de nuevo convenio con el Instituto para comenzar a debatirlo con las autoridades de la obra social de la Provincia, tal como acordaron el pasado 16 de julio en la Defensoría del Pueblo. No obstante, hasta el momento, la Agremiación de médicos no recibió respuesta alguna ni convocatoria para la reapertura del diálogo por parte de IOMA.

 

Comentarios