Detectaron que personas con doble nacionalidad cruzan ilegalmente desde Paraguay a Formosa para cobrar el IFE

Los pasos se encuentran en la localidad de Clorinda, pero alejados del paso legal, que es la pasarela de La Fraternidad o el puente San Ignacio de Loyola

WhatsApp

A pesar de que Formosa, hasta ahora una de las dos provincias argentinas que no registran casos de coronavirus, «blindó» sus fronteras con Chaco, la localidad de Clorinda sigue teniendo problemas por el cruce ilegal de paraguayos a la Argentina, que se vio intensificado durante los días de cobro del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE), al que muchos llaman «los 10 mil».

Según informó La Nación, los ciudadanos del país vecino cruzan desde el inicio de la cuarentena para cobrar otras asignaciones de la Anses, como jubilaciones o la AUH. Otros cruzan para reactivar el contrabando «hormiga» para subsistir.

La Gendarmería Nacional detuvo anteayer a dos paraguayos que habían cruzado por uno de esos pasos clandestinos y los expulsó del país. Migraciones, además, les prohibió el ingreso al país por cinco años, un tipo de penalización que no es tan habitual en épocas normales. Cruzar ilegalmente de Clorinda a Nanawa es el pan de cada día para muchas personas a ambos lados de la frontera.

Los pasos son simplemente precarias pasarelas construidas con tablones, pallets de madera y otros elementos, que atraviesan el finísimo hilo de agua en que se convirtió el río Pilcomayo, que divide a Clorinda de la localidad paraguaya de Nanawa. Ese río siempre corrió con poca agua en esta localidad y a eso se suma la bajante histórica que atraviesa.

En las últimas semanas hubo varias detenciones de este tipo, incluso con paraguayos que fueron a cobrar la jubilación. El cruce no es masivo, sino más bien un «goteo» que pone en riesgo el estatus de Formosa como provincia libre de Covid-19. La presencia de las fuerzas de seguridad sirve para disuadir a muchos, pero no a todos.

Paraguay tiene 737 casos de Coronavirus y 10 muertes, según las cifras oficiales al día de ayer. El Gobierno de Gildo Insfrán -hasta ahora con cero contagios detectados- está interesado como nunca antes en frenar esos cruces ilegales.

Desde que arrancó la cuarentena, la Gendarmería Nacional y la policía de la provincia de Formosa destruyen continuamente esas pasarelas. Pero al poco tiempo la gente vuelve a montarlas para intentar cruzar nuevamente. Por eso, las fuerzas de seguridad utilizan motosierras y tratan de inutilizar los tablones.

«Hay paraguayos que cobran legalmente y otros que les dieron la asignación de forma irregular. En el caso del IFE, en Paraguay también dieron una asignación de emergencia y si pudiéramos cruzar los padrones, podríamos establecer quién cobra de manera irregular», explicó a La Nación Martín Hernández, titular de la UCR Formosa.

Hernández impulsa una causa desde el 2011 para denunciar el otorgamiento irregular de muchas asignaciones de la Anses durante el segundo mandato presidencial de Cristina Kirchner.

Comentarios