El asesor estrella de Ricardo Echegaray en la AFIP quedó a un paso del juicio oral

La Cámara Federal de Salta confirmó el procesamiento del ex funcionario, que había sido detenido en esa provincia en noviembre del año pasado y excarcelado ocho meses después

WhatsApp

El ex jefe de asesores de Ricardo Echegaray en la AFIP, Rafael Resnick Brenner, quedó este miércoles a un paso del juicio oral por cobrarle coimas a contribuyentes a cambio de mejorar su situación con la entidad fiscal. El acusado ya tiene una condena de tres años de prisión en suspenso por su rol en el caso Ciccone

Los camaristas confirmaron la acusación contra Resnick por los delitos de defraudación a la administración pública, cohecho y concusión, y establecieron un embargo en su contra por 16 millones de pesos.

Resnick Brenner comenzó a ser investigado por sobornos tras una denuncia de su sucesor en la dirección regional de la AFIP en Salta, Guillermo Oro. La justicia ordenó entonces varias medidas de prueba para comprobar si el el ex funcionario había cometido delitos.

Oro había recibido el reclamo del empresario Freddy Rosario Tejerina, quien dijo que a mediados de 2015 y a través de otro funcionario de la AFIP en Salta, Nicolás FIli, Resnick Brenner le había pedido 1,5 millón de pesos para arreglar los problemas fiscales de sus firmas.

Tejerina accedió a la propuesta, y pagó dos cuotas de 500.000 pesos en agosto y noviembre de 2015. La AFIP levantó entonces el bloqueo de sus cuentas y dejó sin efecto los apercibimientos que había formulado en su contra. Pero una vez que Mauricio Macri llegó a la presidencia, en lugar de pagar la última cuota de la coima, Tejerina hizo la denuncia ante los reemplazantes de Resnick Brenner.

La investigación judicial estableció que el ex funcionario también había sobornado al empresario Pablo Haddad y su contador, Guijarro Jiménez. También con Fili como intermediario, habrán pagado una coima de 1,2 millón de pesos en septiembre de 2015 para que los problemas fiscales de la Minera Santa Rita fueran olvidados. Lo logró, con una resolución administrativa firmada por Resnick Brenner.

Además, el empresario agropecuario Paul Vuillermet admitió que le pidieron un millón de pesos para solucionarle una causa por supuesta trata de personas, Guillermo Lavín dijo que Resnick Brenner le ofreció un negocio ilegal de crear una empresa a la que le darían créditos fiscales sin controles, y Juan Cantero declaró que le inventaron una deuda de 4,5 millones de pesos para después extorsionarlo con una supuesta ayuda para achicarla.

Comentarios