El consumo cayó un 5,4%, agosto, el peor mes del año

Si los números de consumo de 2020 son negativos, sería el quinto año de caída para el sector, luego de las bajas de 4,5% en 2016; 3,2% en 2017; 1,5% en 2018 y 7,2% en 2019

WhatsApp

Tras el pico de ventas por el stockeo de comienzos de la cuarentena, los negocios pasaron a tener números en rojo: el consumo masivo está sintiendo el impacto del deterioro del poder adquisitivo y registró en agosto el peor mes del año, con una baja del 5,4% en comparación con el mismo mes del año anterior, de acuerdo a los datos de la consultora Scentia.

La caída fue más más negativa para el canal de supermercados, que tuvo una baja de 7,6%; mientras que los autoservicios retrocedieron un 3,5%. Las cadenas de supermercados sufrieron más en el Gran Buenos Aires y los autoservicios en el interior del país.

“Esto puede explicarse a partir del efecto dominó. La postergación de pagos que, inicialmente se interpretaron como ahorro, comienza a tomar parte de los ingresos. A esto se suman deudas contraídas, salarios decaídos, las actividades que regresaron de forma parcial y aquellas que aún no pudieron retomar, que generaron cierto deterioro del poder adquisitivo que ya comienza a notarse en el consumo básicos”, explico el informe de la consultora especializada en consumo. El relevamiento se realizó en más de 3.000 comercios a través del sistema de scanning.

Dentro de la caída total, solo uno de los rubros analizados mejoró con respecto al mismo mes del año anterior: limpieza de la ropa y del hogar, que tuvo una suba de 4,2% en comparación con agosto de 2019. Las categorías más golpeadas fueron productos impulsivos —como las golosinas—, con una baja de 14,1%; bebidas sin alcohol (10,8%); higiene y cosmética (6,3%) y productos perecederos y congelados (6%).

Las diferencias entre las grandes cadenas y las más chicas se explican porque la base de comparación con respecto a 2019 no es la misma según cada canal de ventas. En agosto, los supermercados se comparan con un -0,3%, y los autoservicios con un -10,1%.

En lo que va del año, el consumo se mantiene con un saldo positivo del 1%, generado por los altos picos de demanda que se generaron en los primeros meses de la cuarentena, de 16,2% en marzo y 4,1% en abril.

Luego vinieron bajas de 0,5% en mayo, 3,2% en junio y 0,5% en julio. “Lo más probable es que el año termine empatado o con un saldo negativo de -2%. Los meses que siguen vamos a encontrar nuevas caídas. El último mes positivo fue abril. Pero te estás comparando con el año pasado, donde la caída fue de 7,2%. Entonces, salir empatado no es algo bueno”, indicó Del Río.

Cabe recordar que el informe preliminar de Nielsen Argentina también arrojó una caída, del 3,3%, el mes pasado.

 

Comentarios