El Gobierno ordena que trenes y colectivos traben sus ventanillas para que no se puedan cerrar

Durante el cónclave que encabezó este lunes Santiago Cafiero junto a Carla Vizzotti en la sede del Gobierno nacional, los expertos solicitaron «restricción de actividades recreativas grupales, principalmente en espacio cerrados y deportes amateurs»

WhatsApp

En medio de la segunda ola de coronavirus en Argentina, el Gobierno nacional decidió este mediodía ordenar realizar las «adecuaciones necesarias» para fijar las ventanillas en el transporte público y que no puedan ser cerradas. 

«Lo que estamos haciendo son medidas complementarias de fijación de esas ventanillas para que no se puedan cerrar. Directamente que, más allá de la lluvia o no lluvia, queden abiertas de manera permanente», resaltó el ministro de Transporte, Mario Meoni, en Casa Rosada.

Tras reunirse en la sede del Gobierno nacional con el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y la ministra de Salud, Carla Vizzotti, Meoni afirmó que la medida se comenzará a aplicar «a partir de que cada una de las empresas pueda ir haciendo las adecuaciones necesarias»: «No es algo que se pueda hacer de manera inmediata, con lo cual estamos trabajándolo. Sí hemos dado la instrucción en ferrocarriles de que permanezcan abiertas las ventanillas todo el tiempo», subrayó.

Además, el ministro de Transporte detalló que hay «18 mil unidades de micros funcionando en el Área Metropolitana», y «alrededor de 200 trenes funcionando todos los días, con una cantidad importante de vagones» que habrá que readecuar.

«Es enfermedad o frío. Entonces, frente a eso habrá que viajar abrigado todo el tiempo. Lo que se busca es la aireación», resaltó Meoni, luego del encuentro en el despacho del jefe de Gabinete.

Con respecto al incremento del uso del transporte público a partir de las vuelta a las clases presenciales, Meoni precisó: «El incremento en el transporte es de entre 300 mil y 400 mil pasajeros más por día, un 15 o 20% de la totalidad de los que se mueven».

«No creo que modifique sustancialmente la cantidad de pasajeros en el transporte, excepto en el horario de la mañana donde tiene algún impacto, no así al mediodía», explicó el funcionario nacional.

Al ser consultado sobre la aglomeración de personas en el transporte público, Meoni afirmó que tiene que ver con «cuestiones imprevistas», y amplió: «Se producen retrasos involuntarios por toma de ramales, arrollamiento de personas, siniestros viales. Todo eso complejiza todos los días».

«Los imprevistos hacen que se demoren formaciones, y al demorarse una formación, la siguiente unidad obviamente que tiene mucha más cantidad de gente», agregó.

Del encuentro participaron además la ministra de Seguridad, Sabina Frederic, y el director ejecutivo de la CNRT, José Arteaga.

Comentarios