El Gobierno realiza obras por $20.000 millones en un tren de carga que competirá con los camiones

En Argentina, el 85% de la carga se mueve en camión, a pesar de que usar trenes implica menores costos y eficiencia en los tiempos de viaje

WhatsApp

El Gobierno busca ganarle terreno a los camiones, que dirigen el transporte logístico en nuestro país, invirtiendo más de $20.000 millones en renovación de vías, incorporación de material ferroviario y construcción de puentes para revivir el tren de carga Belgrano.

La mayor parte de las inversiones están vinculadas con trabajos para reacondicionar la red de alrededor de 1800 kilómetros de vías del Belgrano, uno de los ramales administrados por el Estado junto al San Martín y el Urquiza. La primera etapa, que comprende 535 kilómetros (que ya lleva 438 renovados) demandó una inversión de $5733 millones con trabajos en Santa Fe, Chaco y Santiago del Estero.

Dos etapas siguientes, de 361 km (en marcha) y 300 km (comienza en el segundo semestre), completarán el plan de obras, financiadas con fondos de China, que totalizarán $13.621 millones. La inauguración será a fines de 2019.

«El ferrocarril estuvo abandonado mucho tiempo y se está reestructurando toda la operación, porque tenemos que subir más carga al tren. Estamos trayendo gente y equipos. En un año y medio se incorporó maquinaria de mantenimiento de vías por 50 millones de dólares», describe Guillermo Fiad, presidente de Trenes Argentinos Infraestructura (Adif), el organismo estatal a cargo de las obras.

«La baja del costo de la logística permite que se expanda la frontera agrícola. El tren ayuda a que haya posibilidades que hoy no existen», añade el ejecutivo. Según sus proyecciones, el Belgrano Cargas, que ya incorporó 3500 vagones y 107 nuevas locomotoras en el marco del plan de inversiones, superará las 9 millones de toneladas transportadas en 2020

Las últimas estadísticas muestran que el crecimiento económico impulsa al ferrocarril. En 2017, el ramal movilizó 1.249.899 toneladas -principalmente granos, cemento y azúcar-, su registro más alto desde 2000, con un alza del 23% frente a 2016.

El plan de inversiones también comprende obras ferroportuarias en Rosario y facilitar la vinculación entre el tren y el barco. Con un desembolso de US$223 millones ($4751 millones), se renovarán 110 kilómetros de vías y se renovarán playas de operación, entre otros trabajos, que se extenderán por 36 meses.

El objetivo es modernizar los accesos al puerto del norte de la ciudad y en Timbúes, que actualmente opera únicamente con camiones. «Estamos en etapa de ingeniería y negociaciones con los municipios para lograr la ecuación de equilibrio donde el tren pueda llegar al puerto y que moleste menos posible a la gente en la dinámica urbana», explican en ADIF.

La circulación del ferrocarril también se modificará en la ciudad de Santa Fe. Con un proyecto de US$112 millones ($2296), se renovarán 44 kilómetros de vías existentes y se construirá una nueva traza de 20 km adicionales, con un nuevo puente sobre el río Salado.

Comentarios