El Gobierno reestatizó los servicios de trenes de carga

El rechazo de la concesión se oficializó esta mañana a través de la resolución 211 de 2021 publicada en el Boletín Oficial

WhatsApp

El Gobierno rechazó la extensión de la concesión de ramales ferroviarios de carga que estaban operados por tres empresas privadas, Ferroexpreso Pampeano, Nuevo Central Argentino y Ferrosur Roca, y estableció que serán operados por el Estado.

La Comisión Especial de Renegociación de Contratos había recomendado el 14 de marzo pasado el rechazo a los pedidos de extensión de las concesiones que las tres empresas habían presentado para circular por el corredor Rosario a Bahía Blanca, de las líneas Mitre (con exclusión de los trechos entre Retiro y Tigre, Bartolomé Mitre, Zárate, Victoria y Capilla del Señor) y Roca (excepto entre Altamirano y Miramar y el servicio urbano).

En el dictamen citado en la resolución publicada hoy, la Comisión concluyó que “las concesiones ferroviarias de cargas arrojan, al cabo de casi 30 años, un balance negativo en términos de estado de la infraestructura (velocidad y ramales perdidos), y que esa situación no puede ser corregida, ni siquiera atenuada, en el marco del esquema de concesionamiento integral y de fragmentación de la Red Ferroviaria Nacional en compartimentos estancos”.

También que “la experiencia recogida a través del desempeño de Trenes Argentinos Cargas S.A. indicaría que el desarrollo del sistema ferroviario en la Argentina y el incremento de su participación en la matriz modal dependen de una concepción y una administración integral de dicha red, y que el papel de los actores privados debe circunscribirse a la operación de las cargas que consigan, cuestión en la que su colaboración con el sistema resulta útil y saludable, en atención a su experticia en la gestión comercial”.

Ferroexpreso Pampeano es controlada por Sociedad Comercial del Plata, Nuevo Central Argentino por Aceitera General Deheza y Ferrosur Roca por un consorcio formado por la unidad de Loma Negra, Cofesur, el Estado Nacional y el personal de la compañía, con mayoría de las primeras dos sociedades.

La resolución que lleva la firma del ministro de Transporte, Alexis Guerrera, establece así que la operación del corredor Rosario – Bahía Blanca (integrado por los tramos Rosario-Puerto Belgrano y Huinca Renancó-Ingeniero White), de las líneas Mitre (con exclusión de los trechos entre Retiro y Tigre, Bartolomé Mitre, Zárate, Victoria y Capilla del Señor) y Roca (excepto entre Altamirano y Miramar y el servicio urbano) pasarán a manos del Estado.

La empresa Belgrano Cargas y Logística se hará cargo de la operación “con carácter precario y podrá ser revocada en cualquier momento” indica la Resolución al tiempo que se realizará un inventario de los bienes que componen las concesiones afectadas por la medida. En tanto, la Administración de Infraestructuras Ferroviarias Sociedad del Estado (ADIF) quedará a cargo de la gestión de los sistemas de control de la circulación de trenes y el mantenimiento de la infraestructura y que podrá acordar con Belgrano Cargas el traspaso de estas tareas.

El texto deja la puerta abierta para que las empresas concesionarias puedan seguir operando bajo un “sistema abierto” que permitiría, incluso, la entrada de nuevos jugadores. Aunque todavía falta definir qué material quedará en manos de los privados para brindar servicios.

Las concesiones otorgadas en la década del 90 vencían en los meses próximos. La de Ferroexpreso Pampeano tenía fecha de caducidad en octubre de este año, la de Nuevo Central Argentino en diciembre del año que viene y la de Ferrosur en marzo de 2022.

Comentarios