El novio de Oyarbide, en el centro de una red de empresas fantasma y cuevas financieras

Di Lello analiza la documentación que secuestró, a principios del mes pasado, en las oficinas de la empresas que integra Blanco, pareja del juez que sobreseyó al matrimonio Kirchner por el aumento de su patrimonio en 168% en 2008

WhatsApp

La Justicia descubrió una red de empresas fantasma y cuevas financieras que giran alrededor de Claudio Blanco, el novio del polémico Norberto Oyarbide, que incluyen movimientos financieros millonarios y compraron autos de alta gama.

La Unidad de Información Financiera (UIF), que dirigen Mariano Federici y María Eugenia Talerico, entregó un informe reservado al fiscal que detalla el meteórico crecimiento económico de Blanco, mientras Oyarbide sigue teniendo solo su departamento de Recoleta y un auto a su nombre.

Hasta 2010, año que conoció al ex juez, Blanco era un referí de divisiones menores de básquet de Entre Ríos sin ningún tipo de capacidad económica para comprarse autos o hacer inversiones: incluso tenía un programa social Hogar para pagar el gas con precios subsidiados.

Sin embargo, después de encontrar el amor en Oyarbide, Blanco compró un Honda Fit y fundó el Consorcio Crea, con un capital de 2.100.000 pesos, y la sociedad Cuasares, con 100 mil pesos.

Cuatro años después adquirió un Peugeot 308 y empezó a usar autos de alta gama. A través de la Cooperativa de Trabajo Planher, fundada por Cristian Reinholcz, tiene células azules para manejar un Mercedes Benz y un BMW.

Además, usa una extensión de la tarjeta de crédito de Ariel Roperti, otro de sus socios, quien entre 2012 y 2017 tuvo gastos en su tarjeta por más de 12 millones de pesos. Entre sus compras figuran dos relojes valuados en 142 mil y 306 mil pesos. Su domicilio fiscal es el mismo de Crea y Cuasares. Dos empresas de Roperti, Mams Consultores y CIGADE IFASA, fueron identificadas por la AFIP como usinas de facturas truchas.

El juez federal Ariel Torres delegó la investigación de la causa en el fiscal Jorge Di Lello, quien tendrá que decidir en las próximas semanas si convoca al ex magistrado para que justifique el crecimiento de sus bienes y los de su novio, al que considera un testaferro.

Otros de los investigados en la causa como supuestos prestanombres, Ariel Feuer y José Bladimirsquy, aparecen como apoderados de las asociaciones Mutuales Bicentenario Argentino y Solmat, que funcionarían como “cuevas financieras”.

Otro punto que comparten Oyarbide, Blanco y Roperti son los viajes. El ex juez y su novio registran más de 34 migraciones a EE.UU., tres de ellas con Roperti.

Por su parte, la cooperativa Planer tiene diez rodados bajo su titularidad, con cédulas azules expedidas, además de Blanco, en favor de Leandro Reinholzc, Javier Reinholcz, y Carlos Reinholcz, quienes están vinculados a Cristian Leonardo Reinholzc.

Comentarios