El oficialismo se negó nuevamente a tratar una ley para acordar la compra de vacunas de Pfizer

La propuesta fue rechazada por el oficialismo, que no sólo realizó una encendida defensa del DNU del Poder Ejecutivo, sino que pasó al ataque y criticó, por electoralista, la posición de Juntos por el Cambio

WhatsApp

El oficialismo volvió a negarse este martes a habilitar mediante una ley la firma de un acuerdo con Pfizer e insistió con la ratificación del decreto de necesidad y urgencia emitido por el Gobierno que permitiría firmar con el laboratorio la compra de vacunas para inocular a niños y adolescentes con comorbilidades.

En un nuevo debate por el esquema de vacunación contra el Covid, el Frente de Todos avaló en la Comisión Bicameral de Trámite Legislativo el DNU del Gobierno y rechazó la propuesta del diputado Pablo Tonelli (Juntos por el Cambio-Capital) de avalar las negociaciones con Pfizer pero mediante una norma que modifique la ley de vacunas.

“Si quieren, pueden tratar este decreto de necesidad y urgencia en el recinto y pueden aprobarlo”, contraofertó el jefe de la bancada oficialista del Senado, José Mayans (Formosa), en el cierre del acalorado debate que sostuvieron los legisladores al cierre de la reunión.

Así, los legisladores oficialistas cerraron filas con la postura de la secretaria Legal y Técnica de la Presidencia, Vilma Ibarra, quien justificó la decisión del Gobierno de avanzar mediante un DNU con la modificación de la ley de vacunas para permitir las negociaciones con Pfizer. También participaron de la reunión la ministra de Salud, Carla Vizzotti, y la asesora presidencial Cecilia Nocolini, aunque no habló en las casi dos horas que duró el encuentro.

“Nos vimos obligados a firmar un DNU por la necesidad de contar, cuanto antes, con las donaciones de terceros países, con las vacunas del mecanismo Covax y, sobre todo, para poder avanzar con los contratos a fin de traer vacunas pediátricas para vacunar a niños con comorbilidades”, afirmó Ibarra.

Desde la oposición, Tonelli elogió “el cambio de actitud del Gobierno, que finalmente haya entendido la necesidad de modificar la ley y facilitar la llegada de las vacunas”, pero destacó que “está mal el procedimiento”, en alusión al uso de un decreto de necesidad y urgencia en momentos en que el Congreso funciona sin contratiempos.

“Por eso le ofrecemos tratar mañana una ley en el recinto, mejorar lo que hay que mejorar y evitar así apartarnos de la Constitución Nacional”, ofertó. “Estoy seguro que el Senado lo podría aprobar al día siguiente”, agregó Tonelli.

“Pocas cosas han necesitado más los decretos de necesidad y urgencia que esta pandemia”, aseguró la diputada oficialista Lucía Corpacci (Catamarca), quien calificó como una falacia las acusaciones opositoras sobre la negativa del Gobierno a comprar vacunas a determinados laboratorios para favorecer a otros.

En el cierre, el diputado radical Luis Petri (Santa Fe) cuestionó en duros términos la postura del oficialismo y acusó a las funcionarias de no haber respondido ninguna de las dudas planteadas durante el encuentro: “Hay 10 vacunas en el mundo y el estado argentino sólo tiene contrato con tres. Estamos llegando tarde y encima nos quieren a venir a dar clases de constitucionalismo de emergencia”, sentenció Petri, quien aseguró que el uso pediátrico de las vacunas de Pfizer fue aprobado en los Estados Unidos hace más de dos meses.

El diputado opositor fue más allá y acusó al Gobierno de haberse negado a firmar con Pfizer y dijo que “hay seis millones de personas angustiadas porque necesitan la segunda dosis de la Sputnik y no saben cuándo van a llegar”.

“Ustedes van a tener que explicar la muerte de más de 90.000 argentinos y por qué ahora salen cono este como un manotazo de ahogado por necesidades electorales”, sentenció Petri.

Comentarios