En conferencia de prensa, Macri aseguró: «La turbulencia cambiaria la consideramos superada»

El Presidente brindó una conferencia de prensa en la que se mostró autocrítico con los objetivos de inflación y negó que el organismo internacional pretenda que se modifiquen leyes laborales

WhatsApp

Este miércoles, Mauricio Macri volvió a hablar en público y a responder las preguntas de los periodistas en Olivos, tras el éxito del tan temido supermartes, con vencimientos de Lebacs y la estabilidad del dólar sobre un hilo.

El presidente se mostró autocrítico y negó que el FMI buscará que se impongan cambios en leyes laborales a cambio del crédito de Stand-By: «Como balance, sin dejar de poner el problema real sobre la mesa, la autocrítica que hago es que por mi temperamento siempre he sido muy optimista y me puse metas ambiciosas (para la inflación) y mucha gente se irritó con esto. Tampoco era tan bueno estar hablando de lo mal que estamos».

Además, anunció que confiará al Banco Central la tarea de controlar la inflación: «Hemos tenido problemas de coordinación entre el gabinete económico y el Banco Central. Y esa coordinación tiene que darse sin vulnerar la independencia de la entidad monetaria, que tendrá como objetivo la reducción de la inflación».

Y sobre el préstamo que pedirán al FMI, aclaró: “El Fondo no habló de las leyes laborales ni tipo de cambio. Es una negociación pública sobre valores estructurales de equilibrio fiscal. Lo que hacemos para alcanzarlo es un tema nuestro, nadie nos va a condicionar. No hay agendas ocultas».

«Debemos reducir el déficit fiscal porque gastamos más de lo que tenemos. Es una carga que nos deja vulnerables y dependemos que el mundo nos preste dinero para financiarnos. Tenemos que acelerar la reducción del déficit fiscal, porque eso significa demostrarles que podemos devolver el dinero», aseguró.

Y para finalizar, habló del tema más escabroso, que se debate en el Congreso: las tarifas. Macri soltó: «Quién más que yo quisiera no aumentar las tarifas. Si hubiera habido alguna alternativa hubiese sido el primero en tomarla, pero esto es lo que vale la energía. Es mentira que estas tarifas son carísimas. Hemos pagado hasta un tercio de lo que pagan los países limítrofes. No se puede avanzar en una propuesta que destruya el presupuesto que ya se aprobó».

Comentarios