En el debut del control de cambios, el dólar bajó y se vende a $59

El feriado en los Estados Unidos se convirtió en una buena noticia para el mercado local, ya que no hay cotización de las ADR argentinas. De esa forma, no habrá cambios en el riesgo país

WhatsApp

Durante la primera jornada tras la implementación del control de cambios de este domingo, el dólar revirtió la suba inicial y se vende en el Banco Nación a $59, dos pesos por debajo del cierre del viernes.

Algunos bancos privados lo ofrecieron en la apertura a $65, pero con el correr de los minutos acomodaron sus cotizaciones. Así, a las 11, el Banco Galicia lo vendía a $ 62, el BBVA a $ 60 y el Santander Río a $ 59,50.

En el mercado mayorista, que es en el que operan los bancos y las empresas, la divisa retrocedía cerca del 5% y, a las 11, cotizaba a $ 56,75, casi 50 centavos por debajo del viernes.

De todas formas, los bonos en dólares que vencen en 2028 cayeron y llegaron a su piso histórico de 36,58 centavos por cada dólar, y una caída similar ocurrió con el bono que vence en 2038, mientras que los bonos soberanos nominados en euros también llegaron a su piso histórico. El que vence en 2022 llegó a 35.8 centavos por cada euro, mientras que el que vence en 2027 quedó en 33.2 centavos.

Las acciones de empresas argentina que cotizan en el exterior también se desplomaron en el arranque del lunes. Aunque por el feriado en Estados Unidos no funcionan los mercados en ese país, en Frankfurt cayeron las acciones de los bancos Galicia y Macro.

El domingo, a través de un decreto de necesidad y urgencia (DNU), el Gobierno implementó nuevas medidas en el mercado cambiario. Entre otras cosas, se fijaron nuevos plazos y regulaciones para que los exportadores liquiden los dólares, y que las instituciones y empresas ​tengan que pedir autorización al Banco Central para el acceso al mercado de cambios, tanto para comprar moneda extranjera como para realizar transferencias al exterior.

Tras el anuncio, el ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, definió el decreto del Gobierno como un «control de capitales» y un «control a la dolarización». Asimismo, dijo que no hay riesgos de un corralito porque «están los recursos» y que no barajan la posibilidad de desdoblar el mercado cambiario.

Comentarios