Episodios de violencia: ¿quién busca sembrar caos en el país?

Esta semana ya se produjo el incendio en la escuela de Moreno, las bombas molotov contra la sede de Gendarmería y el ataque a un conductor que no quiso adherirse al paro

WhatsApp

En Argentina, el vandalismo es algo de todos los días en cada rincón del país: asesinatos, robos, peleas, insultos, violencia de género, etc. Esta realidad se puede atribuir a muchos factores, como la falta de políticas a largo plazo en educación, la poca preparación de algunas fuerzas de seguridad, el avance del narcotráfico en la última década, etc.

Sin duda se puede hacer un resumen de muchas más cosas que influyen en esta alta inseguridad, pero hay a veces que se puede observar con nitidez que hay intencionalidad política para generar y acrecentar el caos.

Hay que remarcar que no es casualidad el incendio en la escuela de Moreno en la madrugada de este jueves en la localidad de Paso del Rey. Son sucesos continuos como los sabotajes de escuelas en General Rodríguez, el caso del secuestro de Corina de Bonis, la granada en el Hospital Paroissien de La Matanza, las amenazas de bomba en Berisso.

Es muy evidente que hay personas, aunque sea una minoría, que intentan desestabilizar al Gobierno, y por lo tanto, a Argentina, con un lema claro: «cuanto peor, mejor». Esta semana, además del incendio en Moreno, ocurrió el ataque contra una sede de Gendarmería con bombas molotov o el ataque a un conductor que le prendieron fuego su camión por no adherir al paro del martes.

Desgraciadamente, no serán los únicos sucesos intencionales de violencia que ocurrirán en lo que resta del año y en el 2019 por las elecciones presidenciales. De momento, hay que exigir y reclamar una fuerte predisposición del Poder Ejecutivo para que encuentre a los responsables de estos hechos y que se enfrenten al poder de la ley para que no quede impune.

El incendio a la escuela de Moreno

Un incendio destruyó parte del edificio donde funcionan dos escuelas en el partido de Moreno en la madrugada de este jueves. Son la secundaria N° 36 y la primaria N° 32, ubicadas sobre la calle Roma, entre Vicente López y Planes y Remedios de Escalada, en el barrio de Bongiavani, de Paso del Rey. Según los bomberos, el fuego devoró los legajos de todos los alumnos.

Los primeros informes periciales de los Bomberos aseguran que hay una alta probabilidad de que se trate de un hecho intencional. Además, el procurador general de la Provincia, Julio Conte Grand, señaló que se hallaron rastros de elementos para iniciar el fuego en dos puntos de la escuela: un archivo y un pasillo.

 

El ataque a la sede de Gendarmería

Un grupo de personas con capuchas arrojó bombas molotov frente a una sede de Gendarmería Nacional en el centro porteño, en momentos en que se producía la multitudinaria movilización de las CTA en Plaza de Mayo.
El episodio se produjo cerca de las 16:30, cuando desconocidos tiraron las bombas en el edificio de la Mutual de Suboficiales de esa fuerza, ubicado en Tacuarí 566, cerca de donde se desarrollaba el acto.
Según muestras las cámaras de seguridad, las personas encapuchadas arrojaron las bombas de fabricación casera y escaparon corriendo, en momentos en que un efectivo de la Policía de la Ciudad se encontraba en la puerta de la sede.

 

El trabajador que le prendieron fuego su camión por no adherir al paro

La Cámara Argentina de Gas Licuado (Cadigas) denunció que integrantes del Sindicato del Petróleo y Gas Privados de Cuyo quemaron un camión que transportaba garrafas en Luján de Cuyo porque los trabajadores que lo ocupaban no quisieron adherirse al paro del martes 25 de septiembre.

El conductor había decidido hacer su tarea, a pesar de la medida de fuerza que era impulsada por la CGT, cuando se encontró con individuos que lo obligaron a bajarse del vehículo y lo prendieron fuego.

En un comunicado emitido por la cámara se denuncia que es un hecho sin precedente en la historia de su actividad: “Integrantes y representantes del Sindicato de Petróleo y Gas Privados de Cuyo, como represalia por encontrarse trabajando, hicieron bajar al chofer y a su acompañante del camión que conducían, de propiedad de la empresa Oeste Gas SA, e intencionalmente prendieron fuego el mismo”.

 

Comentarios