Es una cita: Mauricio Macri y Theresa May se reunirán el viernes 30 por la tarde

La última bilateral entre los líderes de la Argentina y el Reino Unido ocurrió en Chile, en 2009, entre Gordon Brown y Cristina Kirchner. Después el vínculo desmejoraría

WhatsApp

Durante el fin de semana próximo, cuando los líderes del G20 (entre los que se cuentan Donald Trump, Angela Merkel, Vladimir Putin y Emmanuel Macron) visiten el país, el presidente tendrá una histórica reunión bilateral con la primer ministro británica Theresa May.

La cita se dará el viernes 30, entre las 14.30 y las 15.15, en Costa Salguero, sede de la cumbre del G20. Será después de la bilateral de Macri con el presidente del gobierno español, Pedro Sánchez.

El Gobierno sufrió en las últimas horas un nuevo desencanto. La Cancillería quería anunciar el lunes 26 que había ya un acuerdo de vuelos con el Gobierno de Gran Bretaña, en el cual los isleños tuvieron amplio margen de decisión. Como los kelpers no quieren que ese vuelo haga escala en Buenos Aires, se decidió que fuera Córdoba, en una ruta nueva de la empresa LATAM, que unirá San Pablo y Mount Pleaseant y una vez al mes hará escala en la capital cordobesa.

Hasta ahora, ninguna fuente oficial confirma el acuerdo, que es un tema siempre sensible. El Consejero de las islas, Barry Elsby, señaló: “Las discusiones sobre la nueva propuesta de lazos aéreos desde las islas a Brasil aún continúan, incluyendo la prouesta para una escala mensual en Argentina de ida y vuelta. Como fue dicho previamente, estamos involucrados con el público para una propuesta final, con la decisión final por ser hecha”.

Si bien Macri y May tuvieron un intercambio positivo de palabras este año durante la cumbre del G7 en Toronto, el deshielo en la relación con el Reino Unido tuvo un comienzo con tropiezos. Fue en 2016, cuando se saludaron en Naciones Unidas. Entonces, por un error de comunicación, y falta de ayuda de sus asesores, el Presidente dijo que la premier le había dicho que estaba “de acuerdo” con comenzar a hablar de soberanía. Desde Londres llegaron las aclaraciones de que eso no se había hablado.

Comentarios