Política

Estados Unidos entregó documentos desclasificados sobre la dictadura argentina

0

El ministro de seguridad Germán Garavano recibió este viernes en Washington cerca de 43.000 páginas de archivos desclasificados de la última dictadura militar. Los documentos de las agencias de seguridad, inteligencia y otras áreas del gobierno estadounidense que ahora se hacen públicos cubren el período que va de 1975 hasta 1984, es decir desde un año antes del golpe militar, cuando todavía gobernaba Isabel Perón, a unos meses posteriores a la salida del poder de los uniformados.

David Ferriero, archivista nacional de los Estados Unidos, le entregó en mano al ministro una caja blanca con seis CDs con todo el contenido de los archivos, un 97% sin ningún tipo de censura, un porcentaje considerado muy elevado. Lo que permanece secreto, se destacó, está relacionado con otros países.

«Este proyecto es fundamental, atravesó dos administraciones, involucró 30.000 horas de trabajo por parte 320 personas», dijo el funcionario estadounidense.

Ferriero leyó a continuación un mensaje del presidente Donald Trump dirigido a Mauricio Macri en el que resaltó la coincidencia entre ambos gobiernos en la defensa de la verdad, la transparencia y la democracia. «Es mi esperanza que esta desclasificación ayude a los argentinos en el proceso de sanar sus heridas», transmitió el mandatario norteamericano.

Se trata de la última y más importante tanda de documentos secretos, provenientes de 16 agencias del gobierno de los Estados Unidos, incluidas la CIA y el FBI, lo que pone punto final a un proceso que llevó largos años de gestiones de parte del gobierno argentino y los organismos de derechos humanos. Las anteriores entregas se hicieron en agosto y diciembre de 2016 y la tercera en abril de 2017, como parte de un proceso de apertura del secreto iniciado durante la presidencia de Barack Obama.

Visiblemente emocionado, Garavano afirmó en la sede de la Administración de Archivos Nacionales que esta apertura de archivos «va a permitir hacer justicia» después de tantos años.

«Es muy importante para la Argentina aprender del pasado y no repetir los errores», dijo el ministro de Justicia. «Este es el resultado del esfuerzo de mucha gente», agregó, y destacó especialmente la tarea «incansable» de las organizaciones de derechos humanos argentinas que durante años impulsaron el proceso y sostuvieron sus pedidos de desclasificación.