Este requisito limita el acceso a monotributistas de bajos ingresos a los créditos tasa cero

Como las condiciones para acceder a este beneficio y al IFE son diferentes, muchos monotributistas categoría A esperaban poder acceder al crédito subsidiado, pero no pueden

WhatsApp

Hasta el viernes 29 de este mes, los monotributistas y autónomos pueden chequear en la página web de la AFIP si están habilitados o no para acceder al crédito a tasa cero que anunció el Gobierno. Sin embargo, entre las condiciones para obtener ese préstamo, de hasta $150.000, está la de haber tenido una caída de la facturación en el período del 12 de marzo al 12 de abril de este año, algo que deja a muchos afuera.

La manera en la cual, de acuerdo con lo establecido por la normativa de la Jefatura de Gabinete, se hace la comparación para determinar si alguien cumple o no con ese requisito, hace que queden al margen monotributistas de la categoría A, en la que están quienes tienen menores ingresos.

Concretamente, lo que observa la AFIP para definir si un contribuyente está habilitado o no para el crédito es que el monto de los comprobantes emitidos en ese período de referencia no supere el límite inferior mensualizado de facturación correspondiente a la categoría en la que está el monotributista.

En la categoría más baja, donde están quienes facturan hasta $208.739,25 anuales (un promedio mensual de $17.394,94) no hay un tope inferior o, dicho de otra manera, ese límite es igual a cero. Por lo tanto, por cualquier facturación que alguien de este grupo haya tenido entre el 12 de marzo y el 12 de abril, queda afuera del sistema de créditos. Incluso, cuando la emisión del comprobante por venta de bienes o servicios fue en realidad poco antes de la cuarentena, ya que en el período tomado como referencia para la comparación hay incluidos 8 días previos al aislamiento social obligatorio, que comenzó el 20 de marzo.

En las otras categorías del monotributo sí puede ocurrir que alguien haya tenido facturación en el período y que de todas maneras pueda tomar el crédito. Para las categorías que van de la B a la K, el tope máximo de ingresos de la categoría inferior más próxima actúa como tope inferior de facturación. Por ejemplo, en la categoría B, ese límite mensual (con el cual se compara la facturación emitida del 12 de marzo al 12 de abril) es la ya mencionada cifra de $17.394,93. Y en la C es de $26.092,40.

En rigor, para los monotributistas de la categoría A, igual que para los que están en las categorías social y en la B, existe la posibilidad de cobrar el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) de $10.000. De hecho, este beneficio es incompatible con el crédito a tasa cero y, por lo tanto, quienes tienen su solicitud de ese subsidio aceptada no pueden tomar el préstamo.

La semana pasada, una decisión administrativa de la Jefatura de Gabinete, referida a las condiciones para los créditos, aclaró que están incluidos en el beneficio los autónomos que aportan a cajas jubilatorias de profesionales y no al Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA), que son unas 700.000 personas.

Comentarios