Falabella y Sodimac buscan vender su negocio en la Argentina y cierran cuatro locales

Falabella no es la única cadena internacional que busca un comprador para su negocio en la Argentina: otra firma que tiene colgado el cartel de venta es Walmart

WhatsApp

Falabella se suma a la lista cada vez más grande de empresas que quieren irse de Argentina tras la cuarentena: la empresa chilena le otorgó un mandato de venta al banco de inversión Columbus Merchant Banking para que le encuentre un comprador a todos sus negocios locales, incluyendo las tiendas departamentales, su cadena de homecenters Sodimac y la tarjeta CMR.

A través de un comunicado, en Falabella Argentina reconocieron la búsqueda de algún socio para sus operaciones locales y anunciaron el cierre de cuatro de sus sucursales: «Falabella se encuentra evaluando opciones de rentabilización de las operaciones de sus filiales en Argentina, las que podrían incluir el ingreso de un socio estratégico para las mismas. Por otra parte, la pandemia aceleró el proceso de digitalización del retail y ha afectado sus resultados. Para adaptarse a esta nueva tendencia y hacer sustentable la operación en el tiempo, Falabella y Sodimac han determinado cerrar cuatro de sus tiendas en Buenos Aires en los próximos meses. Las tiendas son: dos Sodimac ubicadas en Villa Tesei y Malvinas Argentinas y dos Falabella, Florida 343 y Tortugas Open Mall», señalaron.

En la cadena además informaron la puesta en marcha de un plan de retiros voluntarios: «Para acompañar este proceso se ha resuelto la implementación de un programa de retiros voluntarios. Este plan, también, incluye a trabajadores de las oficinas centrales. Aquellos colaboradores de las tiendas que serán cerradas tendrán la alternativa de ser reubicados en otra sucursal«, agregó el comunicado oficial.

Detrás de la desinversión se encuentran no solo el mal momento que atraviesa la economía argentina, con caídas inéditas en el consumo, sino también las restricciones para importar que hacen cada vez más difícil el negocio principal de Falabella, ya que sus tiendas departamentales trabajan en gran parte con mercadería comprada en el exterior.

El contexto regional además tampoco le juega a favor. La casa matriz de la compañía reportó pérdidas por US$157 millones en el segundo trimestre de 2020, US$136,3 millones acumulados en el primer semestre, lo que se explica principalmente por los resultados negativos en las áreas de tiendas por departamento y mejoramiento del hogar en Chile y Perú, a lo que se suman los negocios inmobiliarios y bancarios.

Falabella desembarcó en la Argentina en 1993 con la apertura de una primera tienda en la ciudad de Mendoza. En la actualidad, cuenta con una decena de sucursales, distribuidas en Buenos Aires, San Juan, Rosario, Córdoba y Mendoza. En 2007 el grupo Solari -dueño de Falabella- sumó una segunda cadena, con el desembarco de Sodimac, que hoy tiene nueve locales y compite en forma directa con Easy, del grupo Cencosud, otra empresa de origen chileno. Su negocios en la Argentina también incluyen a la tarjeta CMR, que cuenta con más de 300.000 clientes.

A nivel regional está liderada por un argentino: Gastón Bottazzini, que asumió como gerente general de Falabella el 1 de junio de 2018. Previamente se desempeñó como gerente general de Falabella Financiero durante aproximadamente diez años y lideró el desembarco de la cadena en el mercado mexicano. Antes de ingresar al grupo chileno fue socio en McKinsey & Company, donde trabajó entre los años 1996 y 2008.

 

Comentarios