Fiscal pide indagar a tres ex gobernadores K que favorecieron a Lázaro Báez

La Justicia busca determinar el rol en la maniobra de Carlos Sancho, Daniel Peralta y Sergio Acevedo en la causa del direccionamiento de la obra pública

WhatsApp

La causa que investiga el direccionamiento de la obra pública a favor del Grupo Austral de Lázaro Báez sigue avanzando y llegó a Santa Cruz, donde los fiscales Gerardo Pollicita e Ignacio Mahiques, pidieron que sean llamados a indagatoria Sergio Acevedo, Carlos Sancho y Daniel Peralta, los ex gobernadores de Néstor y Cristina Kirchner.

Bajo el convencimiento de que hubo una “asignación de las obras viales adjudicadas en Santa Cruz en favor de las empresas de Lázaro Báez”, los fiscales Pollicita y Mahiques, pidieron que respondan ante la Justicia los tres ex gobernadores sureños que estuvieron al frente de la administración provincial en el período en el que más obras recibió el empresario K.

La causa tiene como principal acusada a Cristina Kirchner, responsable de una asociación ilícita que se dedicó a “obtener el dinero del Tesoro Nacional; convirtieron en a Lázaro Báez, a quien habrían de enriquecer a lo largo de 12 años a expensas del interés de la sociedad”.

Según informó Lucía Salinas para Clarín, los fiscales entendieron que la estructura que funcionó a nivel nacional requirió de un estado provincial que obró de forma coordinada, “con multiplicidad de actores, división de roles y extensión en el tiempo por más de diez años” para “favorecer al Grupo Báez”.

Acevedo, Sancho y Peralta, los gobernadores elegidos por los Kirchner, junto a sus ministro de Economía, “contribuyeron al plan criminal” que inició en el “Estado nacional” colaborando permanente con el destino de fondos a través de Vialidad provincial, la falta de controles en las obras otorgadas, reasignación de partidas provinciales, la entrega de anticipos de obras sin que hayan iniciado, haber convalidado el «esquema a nivel nacional» a favor de Báez.

De las más de 50 contrataciones analizadas, el 92% tuvieron por comitente a Vialidad Provincial, ya que todo se hacía a través de convenios entre Vialidad Nacional y su par santacruceña. Allí, se acordaba la realización de determinadas obras bajo financiación y supervisión nacional pero “delegando la licitación, adjudicación e inspección del avance de las obras en la entidad provincial”.

Los fiscales indicaron que fue necesario que la “matriz de corrupción instaurada en la administración pública central se replicara en el ámbito provincial”, en donde los ex Gobernadores de Santa Cruz y los funcionarios de las distintas carteras de la administración provincial desde 2003 a 2015 “contribuyeron, por acción u omisión, en el plan criminal destinado a la sustracción de fondos públicos a través de la asignación y falta de control de obras viales al Grupo Báez”.

Acevedo, Sancho y Peralta, para Pollicita y Mahiques “fueron gestores” con una estructura propia que desde las partidas presupuestarias “destinaba fondos al Grupo Austral”. Sus respectivos ministros de Economía de quienes dependía Vialidad Provincial, fueron responsables de “no controlar las obras viales” y contribuyeron en la “dotación de recursos provinciales” a través de “la confección del presupuesto provincial” y de la reestructuración de partidas ejercicio tras ejercicio.

Comentarios