Formosa obliga a los trabajadores de pueblos originarios a hacer cuarentena en carpas durante la ola de calor

Estos formoseños se encuentran haciendo la cuarentena obligatoria en el Haras de la Policía de Formosa, ubicado en Bartolomé de las Casas, a la altura del kilómetro 1339 de la ruta nacional 81

WhatsApp

La abogada Emilia Maciel denunció en sus redes sociales las condiciones “inhumanas” en las que el Gobierno de Formosa hace cumplir el aislamiento obligatorio a una centena de miembros de pueblos originarios, en las cercanías de la localidad de Bartolomé de Las Casas, pero monte adentro, donde no hay servicios de luz, agua e inclusive con las dificultades para el acceso al vital líquido con temperaturas que oscilan los 45 grados se hacen de manera racionada.

“¿No hay hoteles escuelas para ellos o no son seres humanos para el modelo formoseño?”, cuestionó sobre el destino de los 98 aborígenes que vinieron de participar de la cosecha en la provincia de Salta y que, según había informado el gobierno, irían a un centro de cuarentena adaptado que nunca existió: en realidad están en carpas en un lugar que la policía utiliza para adiestramiento y supervivencias de tropas.

“Los 98 originarios que regresaron de Salta luego de la cosecha están en cuarentena en condiciones inhumanas”, aseveró.

Según testimonios de personas que conocen el lugar, hay escuelas en la zona que podrían servir como centros de aislamiento con condiciones mínimas de alojamiento pero nuevamente el Consejo de Atención a la Emergencia COVID 19 suma otro punto más a las condiciones inhumanas a las que somete a los formoseños con la excusa de la pandemia.

De la misma manera se repite el silencio grosero de los organismos de derechos humanos del propio gobierno y organizaciones no gubernamentales como la Asamblea permanente por los derechos humanos en Formosa.

 

 

Comentarios