Formosa: personas obligadas a confinarse denunciaron que les dieron comida podrida y monitoreaban sus WhatsApp

La comitiva que encabeza el diputado Waldo Wolff llegó este miércoles a Formosa. Aunque se habían realizado un hisopado antes de viajar en avión hacia Resistencia, todos los diputados se tuvieron que hacer otro test cuando cruzaron la frontera con Chaco, en la ciudad de General Mansilla

WhatsApp

Las denuncias de abusos de poder en los centros de detención o aislamiento montados por la pandemia de coronavirus en Formosa siguen sumándose.

Una de las damnificadas es Sonia, quien aseguró a Infobae: “Nunca vimos los resultados y tuvimos que hacer siete días más de aislamiento con tres hisopeados negativos”. En total se hizo cuatro test y estuvo encerrada durante 21 días junto a otros nueve familiares. Su caso es uno de los tantos que recabó la delegación de diputados de Juntos por el Cambio que viajó a la provincia de Formosa en el marco de las críticas a la administración de Gildo Insfrán por su manejo de la pandemia.

“Sonia fue obligada a confinarse por 21 días. En el transcurso de este tiempo tuvo 4 hisopados negativos pero, de igual manera, la retuvieron junto a 9 familiares. Un arresto ilegal inadmisible en democracia”, dice el tuit publicado en la cuenta del bloque de diputados de Juntos por el Cambio, donde se puede escuchar el testimonio de esa mujer.

 

¿Había médicos?, le preguntó el diputado Waldo Wolff, presidente de la Comisión de Libertad de Expresión. “Los médicos venían a la mañana, otros a la siesta, pero durante el día solo había personal policial”, contestó Sonia. En su testimonio también ratificó que tenían que avisar por Whatsapp cuando querían ir al baño. “Nunca nos mostraron los resultados”, se quejó sobre la reiteración de los hisopados.

Este jueves, los diputados de Juntos por el Cambio se entrevistaron con varios ciudadanos formoseños que debieron hacer aislamiento obligatorio y que denunciaron abusos por parte de las autoridades sanitarias.

Mónica relató que estuvo confinada en condiciones inhumanas. “Nos tuvieron catorce días, nos daban la comida en mal estado, no podíamos decir nada, no había ninguna asistencia médica”, contó.

En su testimonio también denunció que estuvo alojada junto a sus tres hijos en dos camas de una plaza. “Nos hicieron tres hisopados que nos dieron negativo”, contó ante los legisladores.

La delegación también la integran el radical y vicepresidente de la comisión de Derechos Humanos, Sebastián Salvador, la legisladora de la Coalición Cívica, Mónica Frade y el diputado radical y ex ministro de Agricultura de Mauricio Macri, Ricardo Buryaile. Todos viajaron en avión hasta Chaco y desde allí pasaron por Mansilla tras atravesar el Río Bermejo. Luego se dirigieron a la capital provincial, a unos 70 kilómetros. Allí se les sumó otro legislador nacional formoseño, el radical Mario Horacio Arce. La visita se extenderá hasta mañana.

Comentarios