Gallardo, enojado: “No se aguanta más que los jugadores no puedan entrenarse”

“Todos ponemos por delante la salud y la vida de las personas. El fútbol es una actividad importante a nivel social y cultural pero no imprescindible. Pero de ahí a no hacer nada y quedarnos cruzados de brazos y debatir posibilidades me parece demasiado», sostuvo

WhatsApp

El entrenador de River Marcelo Gallardo reflexión este miércoles sobre la situación que afronta el fútbol argentino, teniendo en cuenta que fue uno de los elegidos por el presidente Alberto Fernández para dialogar sobre el posible regreso de la actividad en medio de la pandemia de coronavirus.

Es muy difícil opinar por la incertidumbre que existe y se genera. Cada vez es más difícil de asimilar, no sólo para los futbolistas, para todos. De todas maneras, me parece que es difícil porque si estamos hablando de que pasaron más de 90 días en los cuales el futbolista no puede iniciar una actividad, y por lo que entendí ayer el presidente de la AFA anunció que hasta que todo el país no se encuentre en una fase 4 no habrá actividad, estamos hablando de que a mí esto me hace creer que el fútbol tampoco se va a activar de acá a corto o mediano plazo”, analizó el contexto en diálogo con el programa radial Un buen momento que se emite por Radio La Red.

Directamente me parece que el fútbol argentino no va a tener mucha actividad. No creo que cambie mucho lo que se ve hoy de acá al mes de agosto. Todavía vamos a tener al virus circulando por nuestro país. Si restringen la actividad es por algo y no creo que cambie en agosto, salvo que haya presiones de algún tipo y que te quieran hacer competir a partir de septiembre. Ahí diría, ¿cómo? Me generaría dudas que eso pasara, porque vamos a ver cómo viene la cosa y por lo que dicen los especialistas y las autoridades, viene para largo. No creo que se pueda activar de acá a corto o mediano plazo”, insistió.

El riverplatense admitió que esta situación de incertidumbre lo lleva a replantearse un montón de cosas, inclusive su futuro: «No sabemos hacia dónde vamos. No hay visión, es ir para adelante y ver cómo resolvemos. Improvisamos sobre la marcha. Cuando digo que me replanteo todo es porque no me gusta entrar en la improvisación. Puedo improvisar un cambio o una idea, pero no todo. Si improviso todo estaría equivocando el camino y no es así mi forma de ser. No sabemos qué va a pasar o qué va a venir. Veremos en qué posición estamos en ese momento».

Y aclaró: “Lo que menos quiero es generar dudas en relación a mi continuidad, no está dentro de mis posibilidades. Mi idea es seguir porque este año no me lo replanteo, pero no sabemos cuándo se va a iniciar el fútbol, de qué forma, con qué formato… Es un lío total. Y va a ser un lío total”.

Sobre la pandemia, aportó: “Sostengo la idea de que deberíamos haber empezado a dialogar y compartir información hace tiempo para pensar cómo volverá el fútbol. Dentro de los cuidados y protocolos podía empezar a activarse. Se lo manifesté a D’Onofrio. Mi preocupación pasa por el hecho de que no hUBO voces oficiales que dijeran dónde estamos parados. Los jugadores y entrenadores tienen voces alineadas con el sentir de que ya no se aguanta más el tema. Se tendría que haber tratado en algún momento”.

“No tengo deseos de salir a romper la cuarentena y comer asado con amigos ni ir al shopping. Tengo el deseo de hacer mi trabajo, activarme con los protocolos necesarios sabiendo que estamos en una situación difícil. Hubo mucho silencio y tendríamos que haber debatido ideas. Eso me generó indignación”, aseguró.

 

Comentarios