Horacio Rodríguez Larreta consiguió autorizar la actividad gastronómica al aire libre

Se espera que en el anuncio de esta tarde Horacio Rodríguez Larreta brinde mayores precisiones

WhatsApp

Tras una ardua pulseada con el Gobierno nacional, Horacio Rodríguez Larreta consiguió la habilitación para retomar la actividad gastronómica en el espacio público, con mesas y barras en la vereda, la modalidad conocida como take away plus, a partir de la próxima semana.

El protocolo sanitario que deberá implementarse en todos los locales para evitar contagios de Covid-19 y también se analizan pedidos de los comerciantes que pretenden ampliar la oferta para sostener una actividad golpeada desde hace meses.

Con propuestas de instalar decks en las calles, utilizar las zonas peatonales, plazas y parques, las superficies de las veredas de entidades públicas o bancos, durante los fines de semana, y hasta correr paradas de colectivos para darle más espacio a las mesas, los gastronómicos esperan poder hacerle frente de una mejor forma a los próximos meses y que sus pedidos formen parte del protocolo.

Las propuestas continúan siendo analizadas en forma conjunta con diversas áreas del Gobierno porteño, mientras se define cómo será la forma de trabajar desde que se habilite la actividad al aire libre y en espacio público. En una primera instancia no se podrán utilizar los patios internos ni las terrazas, previsto para una fase posterior.

Carta digital en código QR, mesas separadas a dos metros entre sí y con limitación de comensales sentados, y la modalidad de autoservicio para retirar los pedidos forman parte del protocolo que se está terminando de definir. Aún resta confirmar si los restaurantes, bares, cervecerías, pizzerías y locales de comida rápida deberán utilizar o no vajilla descartable y si podrá contar con mozos.

En la ciudad hay unas 1500 pizzerías que funcionan bajo diferentes modalidades, como delivery o pizza al paso, y no todas cuentan con salón para clientes. Desde que comenzó la pandemia las ventas cayeron hasta representar el 20% de la facturación previa. Las que mejores rendimientos tuvieron alcanzaron a facturar el 60% de los montos anteriores a la llegada del coronavirus. Se estima que hasta un 15% de los locales no abrirá sus puertas y la mayoría tendrá, en los próximos meses y a pesar de la apertura parcial, problemas para afrontar los impuestos, alquileres, salarios y proveedores.

 

 

Comentarios