Horacio Rodríguez Larreta pelea por las salidas de niños y runners en el endurecimiento de la cuarentena

Rodríguez Larreta, quien por la mañana se reunió con el intendente de Vicente López, Jorge Macri, no se confía: en las últimas horas, la cantidad de camas de terapia intensiva ocupadas pasó de 141 a 196, sobre un total disponible de 400

WhatsApp

Mientras el AMBA espera el anuncio del endurecimiento de la cuarentena de este jueves a la noche, Horacio Rodríguez Larreta todavía pelea con Alberto Fernández y el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, las autorizaciones para salidas recreativas para niños y para los runners, habilitados a realizar ejercicio a contraturno de los horarios laborales.

En su necesidad por mostrar un frente unido a pesar de los signos políticos opuestos, el jefe de gobierno porteño cederá en su pretensión original de alargar una semana más el estatus de fase 3 para el área metropolitana, pero desde cerca suyo aclaran, sobre las resistidas autorizaciones para corredores: «El riesgo de contagio es muchísimo menor y colabora con la salud física y mental de la gente».

La orden de «no bajarse» de esas autorizaciones guía los diálogos que el ministro de Salud porteño, Fernán Quirós, sostiene por estas horas con sus pares Ginés González Garcia (Nación) y Daniel Gollán (provincia), partidario de un retorno inmediato a la fase 1 de cuarentena estricta.

En el gobierno porteño analizan los casos de países que incluyeron salidas recreativas y deportivas aún en casos de miles de contagios, como Estados Unidos. Y aseguran que en el caso de la provincia de Buenos Aires, las autorizaciones a los padres para ir a hacer compras con sus hijos menores son potencialmente «más peligrosas» que las que rigen en la ciudad.

En lo que sí hacen hincapié es en la necesidad de «reducir todo lo que se pueda» la cantidad de permisos de circulación existentes, que en su momento llegaron a 5.600.000 y que el Gobierno logró disminuir. De eso conversan, en chats permanentes, el jefe de gabinete nacional, Santiago Cafiero, y su par porteño, Felipe Miguel.

Mientras tanto, y por una vía paralela, el ministro de Transporte, Mario Meoni, intenta acordar las restricciones en la movilidad anunciadas por el Presidente, en diálogo con los ministros del área porteño y bonaerense. En las últimas horas, trascendió que también la provincia haría concesiones: dejaría en pie la autorización para trabajar de las industrias que ya volvieron a producir bajo estrictos protocolos sanitarios.

 

Comentarios