Internaron a Alfio Coco Basile por coronavirus

El ex DT, que se había dado la primer dosis de la vacuna, permanece en una clínica privada porteña

WhatsApp

El ex entrenador Alfio Basile debió ser internado de urgencia esta semana enterarse que tenía coronavirus el sábado. El ex entrenador de 77 años fue diagnosticado con neumonía leve y debió ser ingresado a un centro médico de la Ciudad de Buenos Aires por precaución.

Basile se encuentra en una habitación común en la clínica Suizo Argentina bajo la atención de los médicos. La preocupación en torno a la salud del histórico director técnico está emparentada también a su adicción al tabaco desde hace muchos años.

El último domingo reflejó a sus más cercanos algunas molestias de salud, se trasladó hasta el centro médico y fue hisopado: le informaron que tenía coronavirus. Quedó internado ese mismo día en el lugar por precaución ante una sospecha de neumonía, aunque sin mayores complicaciones. Basile se había vacunado contra el COVID-19 hacía aproximadamente un mes con la primera dosis.

En abril del 2020, cuando recién se iniciaban las restricciones por la pandemia, el Coco se había sincerado sobre cómo sobrellevaba el momento: “Estoy hecho bolsa, como todos mis amigos, como todos. Sufriendo esta pandemia tremenda. No la aguanto más”.

En otra entrevista que realizó por esa época, confesó que extrañaba el vínculo con su familia y amigos: “Quiero ver a mis nietos, a mi gente, a mi familia. Luego, a mis amigos, ir a un lugar a tomar unos whiskies, a hablar de fútbol. Ahora toda mi barra toma champagne, son bacanes. Espero que se termine esto, que es un drama mundial, estamos hechos mierda”. Durante la cuarentena, su hijo Alfito lo grabó en su casa para realizarle un “reportaje imprevisto” con un detalle: Coco tenía en su mano el cigarrillo que hoy genera preocupación en su entorno cercano.

En marzo del 2017, la salud de Basile ya había generado preocupación tras sufrir un accidente cerebro-vascular que derivó en una internación en una clínica de Palermo. “Fue sólo un susto”, había asegurado por esas horas su hijo.

Comentarios