Johnattan Bilancieri, periodista venezolano perseguido por Maduro: «En Venezuela la gente se está muriendo por enfermedades totalmente curables»

En una entrevista con Alerta 140, el periodista cuenta los motivos de por qué no puede volver a Venezuela y asegura que los venezolanos tienen una gran expectativa en Macri para lograr un cambio en el continente

WhatsApp

Por Federico Ferreira – Redactor Alerta 140

En un contexto de crisis institucional, social, política y territorial en Venezuela, el periodismo crítico ha sido censurado por el régimen de Nicolás Maduro para intentar ocultar esta realidad. Una realidad que ya nadie niega y que le ha costado al país latinoamericano una alta emigración en busca de comida, medicinas, trabajo, es decir, en busca de un futuro digno.

Para adentrarnos con más conocimiento en la actualidad de Venezuela, el periodista venezolano Johnattan Bilancieri dialogó con “Alerta 140” para repasar una diversidad de temas que afectan al país donde está instalado el régimen chavista y donde también nos da una visión de Argentina, del kirchnerismo y del actual presidente de la Nación, Mauricio Macri.

Bilancieri está residiendo en este momento en la ciudad de Miami. Actualmente es consultor de medios de comunicación digital, fue director de NTN24.com y director digital de la cadena MundoFOX de Estados Unidos. El periodista sufrió en carne propia la censura de la dictadura de Maduro ya que es un perseguido político en Venezuela por sus trabajos periodísticos.

Además, lideró mediante redes sociales y aplicaciones las iniciativas para que los venezolanos sigan informándose de NTN24. Dicha cadena fue censurada y esto motivó a que el régimen bloqueara su pasaporte y ordenara su captura, pero como él mismo aclara “ya estaba fuera del país” cuando eso ocurrió.

 

Entrevista Completa

Pregunta (P): Según la ONU, el éxodo de venezolanos llega a una cifra de 2,3 millones de emigrantes en un país de 31 millones de habitantes. Para usted, ¿cuáles son las causas principales de que un venezolano decida dejar su país?

Johnattan Bilancieri (JB): Los principales motivos que llevan a un venezolano a dejar el país son la escasez de alimentos y medicinas en primer lugar. Venezuela está en un punto en el que aún con el dinero en la mano, se vuelve una proeza el hecho de conseguir alimentos cotidianos. Todo esto se origina en el desmontaje del aparato productivo nacional producto de las políticas de expropiación de fábricas, de tierras, de empresas por parte del Estado, empresas que finalmente terminaron quebrando o transformándose en empresas inoperantes. Por lo tanto Venezuela ya no es capaz de suplir las necesidades de su mercado, de cubrir las demandas de su propia población, recurriendo a las importaciones como único mecanismo para traer alimentos al país, acabando con sus reservas y en el marco de la peor crisis petrolera. Por esto se genera una tormenta perfecta donde no hay divisas para importar alimentos, medicinas, no hay capacidad productiva y la escasez predomina las calles de Venezuela. En segunda lugar, el clima de inestabilidad política debido al secuestro de las instituciones del estado y la violación constante de los derechos de los ciudadanos. Esto le roba las esperanzas a cualquier persona que esté considerando tratar de aguantar un poco más, esperar que la crisis mejore. No hay ya ningún mecanismo político para generar un cambio, ya que el Consejo Nacional Electoral está secuestrado, la Fiscalía, el Tribunal Supremo, no hay independencia de poderes. Tercer lugar, el venezolano vive bajo un esquema de violencia constante. Por un lado, la violencia política desatada por la altísima conflictividad que hay en el país, por la represión que ha sido utilizada por el gobierno como una herramienta de disuasión al disentimiento, donde cualquier tipo de protesta es aplastada por la Guardia Nacional de la manera más contundente, donde hay detenidos y presos políticos. Por otro lado, está la violencia por la delincuencia. Un país donde no hay ningún tipo de control o mecanismo de lucha contra esto, y los organismos del Estado son en muchos casos cómplices de estas bandas delictivas. La vida en Venezuela no vale nada, cualquier persona le puede pegar un par de tiros a otro por un par de zapatos o pan. Entonces los venezolanos viven en constante estrés y miedo. Así que esos 3 elementos encabezan la lista de porque el venezolano deja el país

P: Usted mismo se considera un exiliado. En Argentina varios venezolanos cuentan sus historias en la televisión y emocionándose por la familia, los amigos , la gente que dejan atrás. ¿Le pasó algo parecido?, ¿Por qué dejó Venezuela y cómo te trató tu nuevo destino?

JB: Salí de Venezuela ya hace muchos años y retornaba con frecuencia al país por temas de trabajo y para visitar a familiares. Sin embargo esto cambió hace 4 años dado que el gobierno venezolano buscó diferentes caminos para tomar represalias contra mi persona, por el hecho de que dirigía en ese momento un medio informativo, que obviamente tenía un ojo crítico sobre la situación del país y que estaba haciendo una cobertura amplia y transparente de los abusos de poder que se estaban dando en Venezuela. Esto generó una serie de represalias judiciales en contra del canal en que trabajaba, en este caso NTN24, y en contra de mi persona, privándome de derechos fundamentales como el derecho a la identidad, el derecho a poseer un pasaporte. El gobierno recurrió al bloqueo de mi identidad como mecanismo de represalia y tratando de presionar para que yo volviera al país donde me esperaba una orden de captura. Así que desde hace más de 4 años que no piso Venezuela dado que está latente sobre mi una eventual captura por las posturas críticas y por los casos investigación que hemos denunciado desde mi lugar de trabajo en los medios en los que trabajaba.

P: En Argentina hay una discusión importante sobre que hubiese pasado si seguía el gobierno de Cristina Kirchner, fiel aliado al régimen de Nicolás Maduro. ¿Que opinión tiene de la ex presidenta argentina? ¿Qué le parece el gobierno de Mauricio Macri?

JB: ¿Cómo se ve la política argentina desde Venezuela?: por muchos años reinó la desconfianza, el escepticismo sobre la opción política planteada por los Kirchner. En primer lugar hay que recordar que el dinero de los venezolanos se inyectó en la política argentina gracias al empeño de Chávez y Maduro de financiar campañas políticas en Argentina, puntualmente en la campaña de Cristina Kirchner, a través de actos de corrupción y de desvío de capitales. Las políticas que impulsaba Kirchner estaban muy alineadas con la agenda política del socialismo del siglo 21 , que Chávez se encargó de popularizar a lo largo de América Latina. Por lo tanto, siempre hubo una fuerte distancia y reinó una imagen negativa de sus políticas durante los mandatos. Sobre Macri, en Venezuela hay mucha expectativa de ver si el presidente tiene la posibilidad de maniobrar al país y de llevarlo a puertos seguros y evitar una crisis económica. Representa la esperanza de que nuevas alternativas políticas y planteamientos políticos se pueden posicionar mejor en una América Latina en la que la izquierda ha sido manchada por fuertes escándalos de corrupción y que ha dejado profundas crisis en la mayoría los países en los que se ha impuesto.

P: Sobre el régimen chavista se destaca mucho la falta de alimentos, la inseguridad, los presos políticos. Sin embargo, no se habla tanto del sistema educativo y de salud. ¿Qué detalles nos podrías dar de la situación actual de la educación y la salud en Venezuela?

JB: La crisis en la salud en Venezuela es casi tan profunda o peor que la crisis alimentaria. La gente en Venezuela se está muriendo de enfermedades completamente curables. La escasez de medicinas reina en todo el país y el sistema asistencial está por los suelos. No hay ni siquiera una infraestructura mínima para atender la enorme ola de enfermos que que llega a las puertas de los hospitales en Venezuela. Muchísimo talento de médicos venezolanos se han ido al exterior e incluso los médicos cubanos que fueron traídos durante la era de Chávez a Venezuela, han desertado y se han ido. La mortalidad entre enfermos renales, enfermos de cáncer es altísima, no hay suministros para mantener las máquinas de diálisis, para los tratamientos más básicos. Incluso el cáncer en cualquiera de sus estados se puede volver una sentencia de muerte en Venezuela, aún cuando se trate de un cáncer tratable. Si haces un recorrido por las redes sociales en mi país vas a ver que hay miles y miles de mensajes al día de gente solicitando desesperadamente medicinas desde el exterior, solicitando suministros para hacerse una cirugía, cualquier implemento médico que sea necesario para alguna operación Así que el caos en la salud en Venezuela es total.
En cuanto a la educación, la cantidad profesores que se han salido del sistema educativo, que se han ido del país, es inmensa. Las escuelas están completamente abandonadas, las infraestructuras son paupérrimas. Adicionalmente, la calidad de la educación se ha desplomado dado que se ha politizado, gran parte del programa educativo fue eliminado y reemplazado por materias cuyo único objetivo es adoctrinar a los niños. Se inyecta la imagen de Hugo Chavez como prócer de la republica y se obliga a los maestros a impartir clases de pseudohistoria, en la que hay un capitulo pintado de manera muy romántica que es la historia del chavismo. A nivel universitario, la mayoría de las universidades se encuentran paralizadas, sin personal y sin los recursos para operar a plenitud y solo resisten algunas universidades privadas, que están haciendo un gran esfuerzo para mantener sus operaciones.
Hay un elemento en común que afecta tanto a la salud, como la educación, y el desarrollo del libre comercio en general que es la profunda crisis energética. Hay regiones del país en las que se va la luz por hasta 18-20 horas al día. Los servicios están completamente colapsados: problemas de agua, problemas de transporte, ya no hay autobuses para el transporte público y la gente se desplaza en camiones de carga como si fueran ganado. Se anticipa también que pronto va a venir una una crisis con el combustible porque por primera vez en la historia moderna, Venezuela va a implementar un sistema de racionamiento de combustible con un pseudo-documento de identificación llamado “el carnet de la patria” que básicamente busca ser una herramienta de control político y sólo subsidiar o permitir el acceso a la salud, a los alimentos, al combustible, a aquellos que están alineados con el gobierno.

P: Cuando hablamos de Venezuela alguna de las primeras cosas que se nos viene a la cabeza es el petróleo. Últimamente, las cifras que se revelan sobre el petróleo demuestran que está en caída libre. ¿Cuál es su explicación a estos datos? ¿Por qué Venezuela llegó a un punto en la que su dependencia a este recurso natural es total?

JB: Venezuela siempre fue un país monoproductor. Desde el descubrimiento y el auge del petróleo en Venezuela, el país se construyó alrededor de la industria petrolera y la renta petrolera no fue invertida de manera estratégica en el desarrollo de otras áreas, en el desarrollo agropecuario, en el desarrollo del turismo o en otras industrias básicas. El Estado venezolano en gran parte dependía del ingreso petrolero para poder financiar el gasto público. Específicamente durante el auge de Hugo Chávez, el precio del petróleo estaba en uno de sus mejores momentos, el precio del barril estaba por encima de los 110 -120 dólares , Chávez disfrutó de la mayor bonanza petrolera en la historia del país y en total durante estos 20 años de chavismo el ingreso petrolero tuvo una cifra récord que superó cualquier expectativa. Desafortunadamente eso terminó en manos de políticos corruptos, de empresarios corruptos, con infraestructuras que no llegaron a su fin, que quedaron a medio hacer, y además, el financiamiento del proyecto político continental de Hugo Chávez “socialismo del Siglo 21”, financiando campañas e iniciativas política en el exterior. Durante el mandato de Maduro los precios del petróleo sufren una caída importante y eso impacta fuertemente en la capacidad de generación de ingresos del país, y a eso hay q sumarle el abandono a la industria petrolera. El chavismo politizó la industria petrolera a tal nivel que cuando empezó a encontrar oposición política dentro de “PDVSA”, decidió despedir a la mayoría de sus talentos, de sus ingenieros, de sus directivos y dejó la industria en manos de personas políticas afines a su visión, que no tenían la experiencia necesaria para gerenciar la empresa y que en la mayoría de los casos incurrieron en casos de corrupción. Cuando PDVSA se politiza cae en un profundo esquema de corrupción generalizada y coincide eso con el abandono, el deterioro de la infraestructura, dejaron de hacerse los mantenimientos preventivos, e invertir en tecnología. La capacidad productiva de petróleo se ha ido desplomando, llegando a los mínimos históricos en los que estamos ahora, con mucho menos de la mitad de lo que fue la producción ideal en el pasado de PDVSA. Sumado a eso hay un absurdo compromiso del régimen de proporcionarle a Cuba 100 mil barriles de petróleo al día en el marco de un convenio completamente ilógico, en el que esa cifra desorbitante de crudo se intercambia por algunos entrenadores deportivos y unos médicos comunitarios que Cuba mandó hace años y que la mayoría en este momento ya no se encuentra en el país, o se encuentran inoperantes, o han desertado al régimen cubano. Esa suma de elementos, esa tormenta perfecta, ha generado esta profunda crisis económica.

P: Por último. Argentina vive en este momento una crisis cambiaria que está poniendo en riesgo una posible vuelta del populismo. ¿Qué consejo le darías a los argentinos para que no permitan que surja algo similar a lo que pasa en tu país?

JB: Mi consejo para la sociedad argentina es que sea una sociedad muy participativa en el proceso político, que se informe y comprenda cuáles son los problemas de fondo que atraviesa el país,. Que no permita que le sobre simplifiquen las cosas, que le politicen cada una de las problemáticas que enfrentan y que no permitan que la polarización y las pasiones políticas les desvíen la atención y pierdan el foco a los verdaderos problemas de fondo que atraviesa el país. Si la sociedad se informa y participa de manera proactiva en su proceso político seguramente la Argentina va a tomar el mejor rumbo posible. Si por lo contrario la polarización reina, la desinformación reina y la manipulación política se vuelve un factor predominante, creo que la República Argentina va a enfrentar momentos aún más difíciles. Así que ese sería mi consejo para la sociedad, una sociedad informada y participativa tiene definitivamente una mayor probabilidad de éxito y de subsanar los problemas de la crisis que están atravesando.

Comentarios