Juntos por el Cambio pidió intervenir el Poder Judicial en Formosa

“Formosa es una tragedia en la vida institucional en la Argentina. Lleva aproximadamente tres décadas sometida a la voluntad de su gobernador, con una elevada pobreza estructural y con serios cuestionamientos sobre el funcionamiento de sus instituciones”, aseguró la diputada

WhatsApp

Tras la represión policial de las marchas contra la vuelta a la fase 1 de la cuarentena que tuvieron lugar en las últimas semanas en Formosa, y de que el propio gobernador Gildo Insfrán anunciara que no va a acatar el decreto presidencial y no cambiará su esquema sanitario frente al COVID-19, diputados de Juntos por el Cambio presentaron un proyecto de Ley para intervenir el Poder Judicial de la provincia.

El proyecto de ley, impulsado por la legisladora Lidia Ascárate, pide la intervención del Poder judicial de Formosa, como “remedio excepcional federal” para poner fin a una administración de Justicia “signada por la falta de independencia y sometida a los designios del poder político, y los escándalos motivados por reiteradas violaciones a los derechos humanos llevadas a cabo por el Poder Ejecutivo y la policía”, detalla el escrito.

En un comunicado, Ascárate consideró que en la provincia que gobierna Gildo Insfrán hace 25 años “no hay división de poderes y para garantizar la forma republicana de gobierno, la independencia del Poder Judicial local y asegurar la recta administración de justicia, de conformidad a lo establecido en la Constitución Nacional, es necesario declarar la intervención federal del Poder Judicial”.

En esa línea, expuso que la existencia de un Poder Judicial “sometido al Poder Ejecutivo”, sumado a la “abrupta mayoría” en el Poder Legislativo que tiene el oficialismo, provoca que todos los hechos y prácticas que afectan garantías consagradas por la Constitución Nacional “no tengan enjuiciamiento ni fiscalización alguna por parte del Poder Judicial de la Provincia, quedando los ciudadanos desprotegidos, y rehenes, ante las autoridades provinciales”, dijo la legisladora.

“Hace tiempo venimos advirtiendo, con el respaldo de la ONU y la CIDH, sobre el fuerte deterioro institucional en la provincia, ello probablemente patentizado por hechos emblemáticos, como fueron los numerosos casos de violaciones a los Derechos Humanos que son de público conocimiento, que reflejan la profunda crisis provincial”, planteó Ascárate.

En tanto, a la iniciativa la acompañan además los diputados José Cano, Gustavo Menna, Karina Banfi Hernán Berisso, Carla Carrizo, Soledad Carrizo, Álvaro de Lamadrid, Omar de Marchi, Carlos Fernández, Ximena García, Dolores Martínez, Roxana Reyes, José Riccardo y Waldo Wolf.

Para la diputada, “se deben buscar los elementos necesarios para que se encuentren los remedios institucionales que permitan resolver la situación que afecta gravemente a los formoseños”, y sostuvo que una de esas soluciones es “la Intervención federal”.

Comentarios