Kicillof se suma a Fernández y analiza endurecer la cuarentena: “Entramos en una etapa de revisión”

El Gobernador se mostró en sintonía con el presidente, quien más temprano había advertido que, por el aumento en la velocidad de contagios, el AMBA «debería estar en cuarentena absoluta»

WhatsApp

El gobernador bonaerense, Axel Kicillof​, se sumó a la opinión de Alberto Fernández de que la provincia de Buenos Aires está «en una etapa de crecimiento más veloz de contagios» por coronavirus y adelantó que se viene «una etapa de revisión» de las condiciones de la cuarentena.

«No autorizamos más actividades, sino al revés. Crecen los contagios y no hay más flexibilización, hay menos porque tenemos que cuidar a todo el mundo», dijo el mandatario provincial en una rueda de prensa en la sede de la Gobernación.

«Si no tomamos medidas necesarias de aislamiento, si nos relajamos y bajamos los brazos, no importa qué hayamos hecho para preparar el sistema de salud, nada alcanzará», agregó Kicillof tras anunciar medidas de ayuda financiera destinada a clínicas privadas.

En otro tramo de la presentación, el gobernador se diferenció del jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, respecto de la habilitación de comercios y del running: Kicillof aseguró que «no hay que correr riesgos innecesarios» y que «el que se engolosinó mucho abriendo como si fuera una pancarta política está equivocado».

«Si yo hago actividad física sin barbijo, ni tapaboca, para que haya seguridad y distanciamiento la otra persona tiene que estar a diez metros; si no, puedo contagiarla. Para colmo, cuando detectamos un contagiado, le preguntamos con quién estuvo y vamos a ver a esos contactos estrechos. (…) Ahora si no sé ni con quién estuve, ni con quién me crucé, esa medida que es la que ha funcionado en España, Estados Unidos, Nueva Zelanda, que es el seguimiento de los casos, ya no se puede hacer».

El gobernador también les respondió a lo que acusan al Gobierno de haberse «enamorado» de la cuarentena. «¿Cómo nos vamos a enamorar de usar un barbijo, de no dar un abrazo? Al revés, no se puede ni dar un beso».

En este sentido, concluyó: «Cuando un médico me dice que guarde reposo, tengo que confiar en el médico. Porque es para mi cuidado y para el cuidado de los demás. No se puede actuar como niños caprichosos».

 

Comentarios