La Corte Suprema pidió mas presupuesto, y Garavano salió al cruce: «Los fondos le alcanzan perfectamente»

Como la Corte no tiene autonomía presupuestaria, necesita un permiso del Ejecutivo para gastar más de su propio presupuesto.

WhatsApp

Los cinco integrantes de la Corte Suprema le pidieron al Gobierno una modificación de las partidas presupuestarias, que habían fijado en 8.000 millones de pesos anuales, pero que sufrió una baja del Poder Ejecutivo a 4.700 millones.

«En virtud de la respuesta dada (…) a nuestro pedido de modificación en las partidas presupuestarias y teniendo en cuenta que la dilación en su otorgamiento provoca un riesgo de inmediata paralización de las actividades del Alto Tribunal, se requiere de manera urgente las ampliaciones solicitadas en el presupuesto de la Corte Suprema de Justicia de la Nación», dice la carta enviada hoy al jefe de Gabinete.

La misiva, firmada por el presidente del tribunal Ricardo Lorenzetti y por los ministros Elena Highton, Juan Carlos Maqueda, Horacio Rosatti y Carlos Rosenkrantz, además sostiene que «en lo ateniente a la política salarial se le hace saber que en el presente año 2018 solo se ha autorizado un 10% de aumento. El 5% autorizado en el mes de febrero corresponde al año 2017 y se le autorizó a todos los sectores estatales cuyos salarios quedaron por debajo de la inflación del año 2018».

La respuesta del Gobierno

Sin embargo, el ministro de Justicia de la Nación, Germán Garavano, aseguró que el pedido sorprendió al Gobierno. «Estuve hablando ayer mismo con el presidente de la Corte (Ricardo Lorenzetti) y con el administrador de la Corte, quien se reunió con el equipo del ministro (Nicolás) Dujovne, y no se planteó esta cuestión», afirmó.

Según el funcionario, el reclamo aparentemente se debe a unos fondos comprometidos pero no devengados. «Cuando uno mira la ejecución (presupuestaria) de la Corte uno ve que los fondos que tiene les alcanzan perfectamente», aseguró.

«Nosotros entendemos que en la reunión (que se realizó el jueves por la mañana antes de que se conociera la carta) ya se habían aclarado los fondos que ellos necesitaban en caso de que hubiera algún tipo de inconveniente. Por eso es que nos sorprendió la nota. Quizás hubo algún tipo de problema de comunicación», dijo Garavano y agregó que «la situación no la vemos de la misma manera».

En declaraciones a radio Mitre, el ministro descartó que la carta de la Corte sea una amenaza. «Aparentemente hubo una serie de intercambios de notas previas y habría habido una confusión en torno a eso. Nos reunimos mensualmente con el jefe de gabinete y la Corte y esperamos que en la próxima reunión institucional que tengamos se pueda aclarar este tema sin inconveniente», destacó.

Comentarios