Política

La escucha de Lázaro Báez que lo complica: «Lo que tuve es de una sola persona que está arriba»

0

Entre las escuchas de los presos de la cárcel de Ezeiza, una destaca por su capacidad de modificar la situación procesal de la senadora nacional y precandidata a vicepresidenta Cristina Kirchner. Se trata del diálogo entre Lázaro Báez, detenido con prisión preventiva en un caso de lavado de dinero, y una de sus abogadas, Elizabeth Gazaro.

Báez, sospechado desde hace dieciséis años de ser el testaferro de los Kirchner, admite en esa conversación que “todo lo que tuve es de una sola persona que está arriba y me lo dio para que lo administre y no lo supe administrar quizás en la forma adecuada que él quiso que lo administrara”, confiesa el empresario.

En ese mismo diálogo, revelado en el programa Informe Central de TN, Báez agrega: “Y cometí errores que cometí y quizás por eso estoy donde estoy. Para tener un acto de reflexión. Y veremos si él me da una oportunidad distinta para no cometer los mismos errores”.

Esta “confesión” de Báez podría revertir la falta de mérito que beneficiaba a Cristina en esas investigaciones. Si se confirma judicialmente que Báez admite lo que explícitamente dice, entonces esa pesquisa, como muchas otras causas que se tramitan en contra de la ex presidenta, podrían obtener la prueba que vincula de modo definitivo el patrimonio de magnate que manejó Báez hasta que fue preso por orden del fiscal Guillermo Marijuán y el juez Sebastián Casanello.

Esta conversación había pasado desapercibida para los investigadores que estudian lo que se habló en Ezeiza durante dos años. Esas escuchas se iniciaron por orden de un juzgado de Lomas de Zamora en un caso de narcotráfico.

La “confesión” de Báez podría ser utilizada también en el juicio de Vialidad Nacional en el que Cristina está acusada de haber sido jefa de una asociación ilícita que usó al Estado para enriquecer de modo ilícito a Báez.