La Justicia falló a favor del oficialismo y validó las sesiones remotas en Diputados

Lavié Pico destacó que la Corte Suprema ya sostuvo en abril pasado, al rechazar un planteo de la vicepresidenta Cristina Kirchner, que no correspondía que la Justicia se pronunciara sobre la validez de la modalidad remota

WhatsApp

Enrique Lavié Pico, juez en lo Contencioso Administrativo federal, rechazó este martes el amparo presentado por el interbloque de Diputados de Juntos por el Cambio y validó la modalidad de sesiones remotas que impulsa el oficialismo en la Cámara baja.

«Decidir sobre la pretensión articulada en autos importaría avanzar en torno a una cuestión privativa de otro poder del Estado», resaltó Lavié Pico en su resolución.

Según el magistrado, «no corresponde al Poder Judicial intervenir y modificar la votación y decisión de cuestiones que son propias de los órganos correspondientes», como ocurre en el caso de la Cámara de Diputados.

Además, el juez se refirió a la sesión del 1 de septiembre pasado en la que el oficialismo y sus aliados aprobaron la prórroga del protocolo que habilitó la continuidad del sistema telemático del cuerpo. Juntos por el Cambio impugnó la sesión, al sostener que la decisión de funcionar en forma remota debía tomarse por unanimidad. El oficialismo consideró que alcanzaba con la mayoría.

«Dicha decisión carece del consenso necesario para su validez», argumentaron los diputados de la oposición y mencionaron que Massa los dio por ausentes cuando era «de público y notorio conocimiento» que estaban en el recinto.

Para Lavié Pico, los legisladores de la oposición «no han logrado demostrar las irregularidades y las nulidades que denuncian en sus escritos». «El presidente de la Cámara de Diputados (por Massa), en diversas oportunidades, requirió a los amparistas y demás integrantes de la HCDN que debían ‘loguearse’, sin embargo algunos decidieron no hacerlo», señaló.

Y recordó la «gravísima situación sanitaria» del país al momento de extenderse las sesiones virtuales y la necesidad de un esfuerzo de las instituciones para seguir funcionando durante la crisis derivada de la pandemia.

En ese marco, subrayó: «No se advierte acreditada la existencia de un gravamen -apoyado, como se expuso en las irregularidades y nulidades que denuncian- a un interés jurídico tutelable, al no haberse afectado ninguna de sus prerrogativas propias del cargo».

El pedido de amparo fue firmado por Negri, presidente del bloque de la UCR y del interbloque Juntos por el Cambio; los titulares de Pro, Cristian Ritondo; y de la Coalición Cívica, Maximiliano Ferraro; y los diputados Pablo Tonelli, Mariana Stilman y Alberto Menna.

 

Comentarios