La mamá de L-Gante se burló de Cristina Kirchner: «Me reí porque yo sabía cómo había llegado esa netbook a casa»

«los chicos que tuvieron su netbook, dejaron de estudiar… Él ya no estaba yendo más. Lo que sí no me acuerdo, es si vendió el celular o lo vendió mano a mano”, sostuvo Claudia Valenzuela, madre del trapero

WhatsApp

Hace unas semanas, Cristina Fernández de Kirchner quiso usar al famoso trapero L-Gante como historia de éxito del programa Conectar Igualdad, que relanzó en un acto en Lomas de Zamora en el que se entregaron 10 mil computadoras a niños y jóvenes.

Les recomiendo que lo escuchen (a L-Gante, a quien llamó “Elegant”) con esa Conectar Igualdad que recibió en 2014 hizo un tema que hoy tiene 176 millones de reproducciones en Youtube”, dijo en ese acto Cristina en referencia al tema L-Gante RKT.

Pero la mamá del trapero/cumbiero Elian Valenzuela, Claudia, la desmintió en una entrevista en Radio con Vos, FM89.9: “Los inicios de L-Gante costaron, éramos una familia laburante pero poníamos todo para ayudarlo a grabar los temas”, expresó sobre su hijo músico cumbiero y trapero, que entre México, España y buena parte del mundo tiene una audiencia que está cayendo rendida a sus pies.

“Elián tenía amistades que lo llevaron por malos caminos, ahí probó las drogas. Tuve miedo de que terminara mal”, contó con sinceridad la mujer que lo vio crecer en un barrio humilde del partido de General Rodríguez, en el Oeste del Gran Buenos Aires. Entonces, para explicar el fenómeno que encarna su hijo de 21 años, además señaló: “A Elián siempre le gustó la música. Fue aprendiendo solo con los programas de la compu”.

Consultada puntualmente por Tenembaum sobre el discurso de la vicepresidenta, Claudia relató cómo se enteró de la mención. “Me empiezan a llegar mensajes por Instagram: ‘Cristina lo nombró’. Yo no podía encontrar la conexión de Cristina hablando de L-Gante. Primero me causó gracia, por supuesto… Empezó mal cuando dijo ‘elegant’. Está bien: es más fino”, contó entre risas ante la confusión de la ex presidenta. “Ya empezó mal”, agregó.

Entonces siguió: “Cuando dijo lo de la computadora, me reía. Te digo la verdad, me reía. Porque yo sabía cómo había venido esa computadora acá. Yo sabía. En sí a Elián le había venido una computadora, pero él ya no estaba yendo a la escuela. Pero yo me presento a pedir la netbook. Y en ese momento de una escuela me mandaban a otra escuela. Me fui a tres y dije ya está. No estaba yendo más. Así que nunca tuvo su computadora. Y después, los chicos que tuvieron su netbook, dejaron de estudiar… Él ya no estaba yendo más. Lo que sí no me acuerdo, es si vendió el celular o lo vendió mano a mano”.

Sobre el último boom de su hijo, un tema de L-Gante para que los chicos aprendan el abecedario, contó cuánto tuvo que ver ella. “A mí me pasan videos por redes diciendo: ‘Quiero el abecedario. Los chicos se saben las letras de las canciones, pero no el abecedario’. Le piden las tablas. Les digo que primero se las está aprendiendo y ahí va a salir. Entonces le digo a Elián: ‘Me están pidiendo que hagas el abecedario’. Y un día me sorprende en la cama del hotel con su teléfono. Y al otro día era pegadizo. Los amigos de él venían a mi casa y me decían que ya se les había pegado. Era furor. Iba a comprar al almacén y había algunos que me conocían y la cantaban. Ya me daba gracia”, contó la mamá del último gran fenómeno argentino. Y en este sentido agregó: “Fue duro cuando Elián dejó el secundario. Me dijo que después lo iba a terminar”.

Comentarios