La oscura trama detrás de la fortuna de Fabián De Sousa, el dueño K de C5N

Todas las inversiones del socio por excelencia de Cristóbal López que lo llevaron a poseer medios K

WhatsApp

Fabián De Sousa nació en Comodoro Rivadavia. Desde joven, siendo empleado administrativo de pequeñas empresas, soñaba con convertirse en un importante empresario. Su ambición lo llevó a conocer a Cristobal López, en aquel entonces un ascendente empresario patagónico con un creciente poder político fruto de su amistad con Néstor y Cristina Kirchner.

López y De Sousa se conocieron a principios del año 2000. Juntos conformaron una empresa de servicios petroleros que fue la primera sociedad que los unió. Luego la aventura llevaría a la expansión del grupo al sector agropecuario, metalmecánico, la formación de Oil Combustibles y la creación del Grupo Indalo Media con la adquisición de medios de comunicación que incluían radios, canales de televisión, diarios y portales web.

De Sousa siempre concibió a los medios como un resguardo y una manera de obtener protección para cuando los tiempos políticos no favorecieran al conglomerado empresario. Ya su mujer de aquel entonces era propietaria de medios en la provincia. Habría sido también Cristina Kirchner la que insistió con sus amigos para que adquieran el grupo de medios de Daniel Hadad y el de Sergio Spolzki. La toma de C5N y otros medios como Ámbito Financiero y Radio 10 por parte de De Sousa implicó un automático alineamiento editorial con Cristina Kirchner y el resto del kirchnerismo. Transformó la línea editorial a la medida de la entonces Presidente y despidió en malos términos a los periodistas y empleados que no aceptaban las nuevas directivas. Hasta diciembre de 2015 Indalo fue uno de los mayores beneficiarios de dinero en pauta oficial y, a cambio, tenía línea directa con Casa Rosada que le indicaba diariamente qué temas o invitados debían tener sus medios.

Estuvo preso junto con Cristobal López en la causa donde la Justicia investiga la evasión impositiva y la defraudación fiscal por casi mil millones de dólares. Es en la causa de Oil Combustibles donde se acusa a los empresarios de retener impuestos que cobraban en las estaciones de servicios y utilizar esos fondos para expandir al Grupo Indalo. Según los fiscales que llevaron a cabo la investigación, el importe de impuestos que se recaudaba se transfería a otras empresas del holding al mismo tiempo que aumentaban las deudas de Oil. La magnitud de la defraudación llevó a declarar la quiebra del grupo.

La Justicia consideró que toda esta maniobra y sucesión de ilícitos sólo pudo hacerse con la complicidad y aprobación de funcionarios del más alto nivel político. Sugestivamente López y De Sousa recuperaron su libertad apenas se conocía el resultado electoral que posibilitaría el retorno al poder del peronismo, con Cristina Kirchner nuevamente en la dupla presidencial.

Siempre con un alto perfil, De Sousa denuncia ahora a la Justicia, a Mauricio Macri y a una supuesta “mesa judicial” por haber estado dos años en prisión y reclama al Estado recuperar el control de las empresas a pesar de las comprobadas irregularidades y delitos cometidos. Es De Sousa quien apela a su aparato mediático para defender al Grupo Indalo mientras que Cristóbal López mantiene todavía silencio.

Comentarios