La Provincia analiza la aplicación de nuevas restricciones para contener la segunda ola de COVID

Las medidas no impactarán en el teletrabajo donde la administración pública bonaerense continúa con una modalidad a distancia en su gran mayoría

WhatsApp

Tras el anuncio de este domingo de Carla Vizzotti y Santiago Cafiero, el gobierno de la Provincia de Buenos Aires también estudia aplicar nuevas medidas restrictivas en la nocturnidad para aplicar durante Semana Santa con el objetivo de bajar los casos de coronavirus, que aumentaron un 32% en relación a la semana pasada. 

La opción que más se baraja es la de bajar la circulación de personas en la noche. En el Ejecutivo advierten que los controles a bares y boliches bajaron y las fiestas clandestinas aumentaron. Por eso pedirán un esfuerzo a los intendentes, quienes están a cargo de los controles en la nocturnidad.

Este martes, cuando el ministro de Salud bonaerense, Daniel Gollan, y el jefe de Gabinete, Carlos Bianco, brinden el parte epidemiológico, se anunciarán las medidas que podrían incluir el cierre de locales nocturnos en una determinada franja horaria.

Más temprano, Kicillof había afirmado a través de las redes sociales: “Es fundamental que en este momento seamos más responsables que nunca, reforcemos los cuidados y lo aprendido en estos meses: distanciamiento social, lavado de manos y uso de tapaboca y nariz”.

 

Ante el aumento de casos, algunos municipios ya se habían adelantado. Como dio cuenta Infobae, en el distrito de Olavarría ya rige una medida que, además de un tope horario para las actividades nocturnas, incluye también la suspensión de las visitas a geriátricos y la prohibición de hacer reuniones sociales en espacios cerrados, y si son al aire libre que no superen las diez personas.

Comentarios