La UBA no acatará el fallo de la Justicia Porteña y mantendrá sus colegios cerrados

Más allá de los colegios comprendidos en esta resolución y los tires y aflojes de último momento, este lunes se desarrollan las clases presenciales en la mayoría de las escuelas porteñas

WhatsApp

La Universidad Nacional de Buenos Aires decidió suspender el dictado de clases presenciales en sus colegios hasta el 30 de abril, ateniéndose al DNU dictado por el presidente Alberto Fernández y en contra del fallo judicial que el domingo ordenó mantener la presencialidad en la Ciudad de Buenos Aires.

En un resolución fechada el 18 de abril, la institución resolvió «suspender el dictado de clases presenciales en los establecimientos de enseñanza secundaria y carreras de pregrado, grado y posgrado dependientes de esta Universidad entre el 19 y el 30 de abril de 2021, inclusive». La referida suspensión no afectará la atención de pacientes en los hospitales universitarios, institutos asistenciales y cátedras.

En cambio, el Consejo Superior de la Universidad instó a que los colegios secundarios garanticen el dictado de clases a través de «encuentros por videoconferencia», las cuales los docentes podrán dar desde las propias instituciones.

Esta resolución afecta al Colegio Nacional de Buenos Aires, el Carlos Pellegrini, la Escuela Técnica de Lugano, la Agropecuaria y el ILSE, los cinco establecimientos que dependen de la UBA.

Con la firma del rector Alberto Barbieri, la resolución estableció además una licencia especial hasta el 30 de abril con goce íntegro de haberes para el personal docente, no docente, becarios y funcionarios que integren los grupos de riesgo, como son los mayores de 60 años, embarazadas o personas con enfermedades preexistentes. 

Con este escrito, la Universidad de Buenos Aires no acatará el fallo de la Sala IV de la Cámara de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo, Tributario y de Relaciones de Consumo, que ordenó la continuidad de las clases presenciales en la Ciudad de Buenos Aires pese al decreto presidencial.

Desde el Gobierno porteño estiman que alrededor del 60% de los alumnos concurrieron a clases y adjudican el ausentismo a la hora del domingo en que se conoció el fallo de la Cámara de Apelaciones porteña.

Comentarios