Las conexiones K de Lucas Marisi, el «vecino» que hizo restringir las operaciones de El Palomar

Marisi se presenta ante los medios como un joven vecino del barrio, ajeno a toda motivación política, pero algunas fotos lo condenan

WhatsApp

Lucas Marisi, el abogado al frente de la organización Stop Flybondi, que agrupa a los vecinos supuestamente afectados por el Aeropuerto de El Palomar, y que consiguió restringir sus operaciones entre as 22 y las 7 de la mañana, tiene vínculos con algunas figuras prominentes del kirchnerismo.

Según fuentes vinculadas a su empleadora, la Cámara de Diputados de la Nación, el inquieto Marisi cuenta con un aceitado vínculo con la bancada kirchnerista, y con otro gran opositor al uso comercial de la base aérea de El Palomar, como es Adrián Eslaiman, concejal de Hurlingham por Unidad Ciudadana, que milita desde hace muchos años en Nuevo Encuentro, el espacio liderado por Martín Sabbatella.

Otro dato clave que desnudaría las motivaciones políticas de los amparos presentados por Marisi, es que la marcha reealizada contra FlyBondi el 1 de febrero de este año, fue liderada por Mónica Macha, Diputada Nacional y esposa del propio Sabbatella.

Además, en 2007 salieron a la luz diversos emails cruzados entre Lucas Marisi y el excandidato a presidente Daniel Scioli, en los que comentaban los resultados electorales de aquel año, así como con otros dirigentes políticos ligados al peronismo como Carlos “Tato” Brown y Francisco de Narváez.

Además, esta semana se conoció en las redes una foto donde se lo ve acompañado de Pablo Moyano y Gustavo Vera:

¿Y su trabajo? Desde febrero de 2017, Marisi mantiene una relación de dependencia con la Cámara de Diputados de la Nación, y si bien está inscripto en el monotributo, actualmente se encuentra con su CUIT limitado, por lo que no puede facturar. Desde el sector aerocomercial sospechan que, al verse impedido de percibir los honorarios que le corresponderían por sus acciones judiciales para detener el funcionamiento del aeropuerto, podría estar cobrándolos indirectamente, a través de la Cámara de Diputados de la Nación.

Qué pasa realmente en El Palomar

A pesar de las quejas de la organización de Marisi, la Administracion Nacional de Aviacion Civil confirmó con estudios «que no existe contaminación acústica en el aeropuerto Low Cost de El Palomar en los horarios de cierre que dispuso la Jueza. Esto se suma a los 15 estudios mensuales con mediciones las 24 hs que se vienen presentando desde mayo de 2018 y concluye que los ruidos generados por la actividad aérea no superan los límites planteados como aptos para “el buen descanso” de los vecinos».

«Las conclusiones de los informes advierten que el 73% de las mediciones nocturnas no superan los límites aptos para “el buen descanso” de los vecinos, y el 27% restante corresponde a actividades ajenas al aeropuerto», aseguran.

«El análisis de los 26 primeros registros muestra que solo 7 superan levemente el límite de 55 decibeles debido a razones ajenas a la actividad del aeropuerto. Las mediciones efectuadas en Centenera al 1100 en la localidad de Hurlingham registran ruidos generados por la actividad ferroviaria».

«En la localidad de Morón se han realizado mediciones en las inmediaciones del Colegio Emaús, en las que se registraron ruidos ligados a la propia actividad del establecimiento educativo (se ha registrado un exceso en el  límite de 65 decibeles en el campo deportivo de la escuela debido a la actividad del mismo, no vinculada a la aeroportuaria)».

Comentarios