Laura Alonso, durísima con la decisión de la OA: “La impunidad llegó para quedarse”

«Saluden a la impunidad que llegó para quedarse. Esta vez @alferdez también se entera por los medios?», escribió la ex funcionaria en su cuenta de Twitter

WhatsApp

La ex titular de la Oficina Anticorrupción Laura Alonso cuestionó este martes la decisión de Félix Crous de dejar de ser querellante en las causas penales, muchas de las cuales involucran a ex funcionarios kirchneristas.

«La Oficina Anticorrupción disolvió su oficina de Litigios y ya no intervendrá en las causas contra funcionarios y exfuncionarios», escribió la exfuncionaria en Twitter minutos después de que el organismo oficializara la medida.

En una resolución publicada en el Boletín Oficial, Félix Crous anunció que dejará de ser querellante en todas las causas penales por supuesta «falta de personal».

 

Entre las causas que deja la OA se encuentran la de los Cuadernos de las Coimas, Odebrecht, la Tragedia de Once, Ciccone y Obra Pública. «Había recursos humanos muy buenos. Los echaron o no los recontrataron. Una pena para el país que retrocede muchísimo», escribió la ex funcionaria macrista.

Alonso denunció además que desmantelaron el equipo que había formado: «Soportamos cuatro años de insultos, falsas denuncias, difamaciones, mentiras pero nunca antes la OA había hecho tanto por prevenir e investigar la corrupción. Dejamos un equipo funcionando y lo desmantelaron».

Más allá de la nueva medida, el organismo mantendrá su actuación en aquellos expedientes que ya transitan el proceso de las audiencias del juicio, como el caso de La ruta del Dinero K, en la que ya se concretaron los alegatos de las querellas.

Según argumentó Crous, los recursos de la OA serán destinados a las investigaciones: «Se han emprendido numerosas acciones y desarrollos —varios de ellos coordinados con otras instancias ejecutivas del Estado—, iniciando contactos institucionales a nivel federal, realizando y respondiendo consultas, y manteniendo encuentros con organizaciones de la sociedad civil, tanto como con las que reúnen a sujetos obligados por la normativa de cumplimiento y con colegios profesionales”, expuso el funcionario en su informe de gestión.

Con tono crítico, Alonso se solidarizó y envió un «fuerte abrazo» a los familiares de la tragedia de Once, los arrepentidos y los testigos protegidos: «La OA les suelta la mano».

«Hay que defender más que nunca al Procurador General Casal y a los fiscales que siguen peleando en los expedientes contra la fuerza oscura de la impunidad. A todos ellos debemos acompañar y apoyar públicamente», siguió.

 

Más tarde, en declaraciones a Radio Rivadavia, Alonso calificó la medida como «un insulto al estado de derecho y a los ciudadanos argentinos que claman por verdad en las calles».

«Es una colaboración súper estelar para garantizar que las defensas de Beraldi y los Dalbones de la vida puedan avanzar en los tribunales en favor de ex funcionarios y también de empresarios», indicó en alusión a los abogados de la vicepresidenta Cristina Kirchner en diferentes causas.

Por último, la dirigente recordó que la OA se retiró de la histórica causa Siemens, donde hay ex funcionarios del menemismo involucrados. «La Argentina es una vergüenza internacional. Es el único país donde la causa Siemens no ha sido resuelta por la Justicia».

Comentarios